Lun. Abr 22nd, 2024
Alrededor de 60 indígenas han sido asesinados por colonos desde 2005

La Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN) habló sobre la reciente masacre contra varios pueblos indígenas Miskitus y Mayangnas

La comunidad indígena de Awas, en el Caribe sur de Nicaragua.

La Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN), habló sobre la masacre reciente contra varios indios miskitus y mayangnas, entre los que se encontraban un niño de seis años y una mujer que presuntamente fue violada por colonos armados.

El comunicado de APIAN hace un llamado a la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, que a su juicio “no significan nada para el gobierno de Nicaragua, porque permiten que los colonos armados continúen sus ataques, matando miembros de nuestra comunidad, destruyendo nuestros bosques, robando la Tierra . tierra, ante la indiferencia de las autoridades nacionales, la policía y el ejército ”.

«Un año después de la masacre de Alal, los pueblos indígenas y afro están diciendo» basta «de la apatía de las autoridades, el hecho de que no digan nada los convierte en cómplices de la limpieza étnica, el genocidio y el exterminio de los pueblos minoritarios», señaló.

«Empezaron a degollar, cortar piernas y brazos»: Testigos hablan sobre masacre de indígenas

“Con tu actitud indolente nos preguntamos: ¿Dónde están los derechos humanos de nuestros pueblos? ¿Dónde están los compromisos asumidos en la Declaración de Derechos Humanos que se comprometió a proteger? ¿Quién garantiza la justicia a nuestros pueblos? ¿Por qué tanta discriminación contra los indígenas y afro? Diez días después de la masacre no hay informe policial.

Una mujer fue la única sobreviviente de la masacre de indígenas y mayangnas en el norte del Caribe

Rendel Hebbert, un indígena ulwa de la comunidad Karawala en la costa sur del Caribe que es secretario de la Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN), dijo que los pueblos minoritarios son vistos como habitantes de tercera categoría, a pesar de que el Los amparan la Constitución Política, la Ley 28 de Autonomía y la Ley 445 de Demarcación y Título. Considera que sus derechos han sido vulnerados durante mucho tiempo, sin que el Gobierno se exprese al respecto.

“En la zona de los Bosawás, en el norte del Caribe, lamentablemente, varios indígenas fueron asesinados atrozmente. En meses anteriores, en la comunidad de Alal, los invasores quemaron casas, iglesias, asesinaron a varias personas y estos delitos quedan impunes, porque los operadores políticos del gobierno cubrieron esta realidad, dando regalías para ocultar lo sucedido, hoy vivimos nuevamente en una situación similar, donde perdimos varios mískitos y mayangnas, lo que para nosotros es un genocidio y las autoridades competentes que tienen que hacer justicia solo quieren ocultar los hechos ”, dijo Hebbert.

Avilés exalta una Nicaragua “segura”, pero calla por matanza de 13 indígenas

En el ataque perpetuo a los mískitos y mayangnas, una mujer fue la única sobreviviente, está incomunicada, porque la policía la detuvo para realizar las supuestas investigaciones, “los dirigentes no pudieron hablar con esa mujer, la policía la detuvo impotente. No hablo con nadie, ni siquiera con abogados, lo que quieren es cambiar la realidad de los hechos, pero la verdad es que los colonos están armados, tienen respaldo político, muchos son exmilitares y contra, por eso están protegidos por autoridades gubernamentales. , todo a cambio de votos y el frente garantiza la impunidad de sus crímenes ”, lamentó el líder indígena.

En la foto, dos indígenas fueron asesinados el 23 de agosto.

Desde 2005, el gobierno de Ortega ha planificado una división de pueblos indígenas y afrodescendientes.

La masacre del 23 de agosto en territorio Mayangna en el Caribe Norte es el cuarto ataque de colonos en las zonas indígenas, lo cual pudo haber sido algo planeado ya que las víctimas fueron ejecutadas sin poder defenderse, hubo mucha furia y ventaja para todos. puntos de vista, señaló Dollene Miller, facilitadora de APIAN.

«Representantes de los Gobiernos Territorial y Comunal, recientemente firmaron un pgrita en apoyo a Daniel Ortega, y quince días después, vemos estos asesinatos y el Gobierno no ha respondido al respecto. “¿Cómo es posible que estos gobiernos comunales y territoriales respalden a un partido que no los apoya? Si el Estado no se pronuncia, tendremos que levantar la voz a nivel internacional, pues vemos un silencio institucional, lo que hicieron. Es crear gobiernos paralelos para dividir a los indígenas y los afro, para manipular todo a nuestro antojo, ahora nos damos cuenta de las consecuencias, del sufrimiento de las invasiones y asesinatos ”, expresó Miller.

Hasta el momento se han localizado nueve cuerpos de los mískitos y mayangnas asesinados, la mayoría enterrados donde fueron encontrados, debido al alto grado de descomposición. Desde 2005 a la fecha, más de 60 indígenas han sido asesinados, la mayoría de ellos en el norte del Caribe.

Miller, a su vez, criticó que la Policía Nacional no actuó con rapidez en el caso en referencia a cómo se comporta en relación a las drogas y el dinero, lo cual es totalmente incongruente, subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *