Lun. Abr 22nd, 2024

El cardenal aseguró que «la Iglesia no existe para complacer los sentimientos de las autoridades, ni para complacer los sentimientos o deseos de líderes o personalidades».

“La iglesia siempre asiste a los funerales de sus perseguidores”, responde el cardenal Leopold Brenes a las acusaciones que el presidente nicaragüense ha hecho en los últimos días contra los sacerdotes a los que llamó «hijos del diablo».

Durante una entrevista realizada por el periodista Marcos Medina, del Canal 12, Brenes aseguró que la Iglesia no está «para complacer los sentimientos o deseos de líderes o personalidades» en el país, luego de que la Arquidiócesis de Managua emitiera un comunicado el 10 de agosto en el que argumentó la falta de condiciones para unas elecciones verdaderamente democráticas en Nicaragua.

Ortega y Murillo llaman “hijos del demonio” a los sacerdotes

Así, durante el acto del 41 aniversario de la Fuerza Naval el 14 de agosto, Daniel Ortega acusó a los líderes religiosos de aplaudir las protestas de 2018, mientras que Murillo los criticó por supuestamente “defender crímenes de lesa humanidad”. «No son hijos de Dios. ¡Estos sacerdotes son hijos del diablo!» dijo el presidente sandinista.

El cardenal aseguró que “la Iglesia no existe para complacer los sentimientos de las autoridades, ni para complacer los sentimientos o deseos de líderes o personalidades”, sino que “el mensaje de la Iglesia es rezar por quienes nos calumnian”.

«Los respetamos», dice Brenes.

«Es importante para nosotros mantener la paz como la tenía Jesucristo antes de que le hicieran tantas cosas, y como hablamos al principio, la oración es nuestra fuerza», dijo.

Además, Brenes recordó una frase muy conocida y contextualizada que decía que «la iglesia siempre va al funeral de sus perseguidores», y añadió entre risas que «a veces hay líderes que se vuelven fanáticos y dicen cosas que son infundadas, pero bueno, nosotros Respételos y continúe orando por ellos.

“Cuando una persona siempre nos ofende, la guía que recibimos del mismo Cristo es orar por los que nos persiguen, orar por los que nos odian, orar por los que nos calumnian”, concluyó el líder religioso.

Cardenal Brenes confirma 13 sacerdotes muertos por COVID-19 en Nicaragua

Desde el inicio de la crisis sociopolítica que ha dejado 328 muertos y más de 2.000 heridos, según el Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Iglesia Católica salió en defensa de los perseguidos y víctimas de la represión gubernamental, por lo que fueron objeto de amenazas, difamación y persecución por parte de las autoridades gubernamentales del partido.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) siempre ha mostrado su interés en una salida pacífica del país. Participó como mediadora en el primer diálogo fallido de 2018 entre gobierno y opositores. También han sido defensores de los derechos humanos que abogan por la liberación de las personas que permanecen detenidas en las cárceles nicaragüenses por motivos políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *