Dom. Mar 3rd, 2024

El pasado 10 de julio, el embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley informó por Twitter la visita al país de la “amiga de la vida Mira K. Resnick”, vicesecretaria adjunta de Seguridad Regional del Departamento de Estado. La letra de Resnick estaba “trabajando intensamente para mejorar nuestra relación bilateral”.

Lo que no contaron ni los Estados Unidos ni la Argentina de esa visita es que en la agenda que tuvo en Buenos Aires recibimos buenas noticias: el Congreso de los Estados Unidos se encuentra en la última fase de evaluación de la venta de los aviones caza F16 a Argentina, que están hoy en poder de Dinamarca. Y que esa fase podría terminar en una aprobación de la operación en agosto.

Por esa razón, no pasó una percibido el hecho de que el fin de semana, pendante esa actividad popular tradicional en la que las aeronaves de la Fuerza Aérea hacen espectáculos acrobáticos en el evento Argentina Vuela, Isaac bromeara con el hecho de que «pronto» tendrán nuevos aviones para disfrutar. En Argentina Vuela hubo millones de personas entre el público.

Resnick es una de las figuras de la colectividad judía más influyentes en el mundo, según la evaluación del diario The Jerusalem Post de 2022.

In Buenos Aires, tuvo una agenda discreta pero aquí constató que habló entre otras cuestiones de esa venta de los F16 estadounidenses en poder de Dinamarca. Para Argentina se trata de una operación que cuesta 700 millones de dólares, lo que implica otro problema: el financiamiento.

Washington también tiene un interés estratégico. Esos 24 aviones de combate que requieren Argentina con el JF 17 Thunder que viene de China en mejores condiciones de financiamiento y acceso. A esa compra se opone Estados Unidos, y definitivamente es sensato para este país porque reconfigura su esquema de alianza militar.

Fuentes ligadas a las negociaciones aquí dieron a escuchar que también el Reino Unido, que mantiene un embargo militar sobre Argentina, que fue cambiando de reglamentos de la guerra por Malvinas de 1982, pero que siempre afectó a este país cuando quiso salir al mercado militar internacional- habría dado su visto bueno en el F16.

Aunque caza polivalentes -que pueden ser estos usados ​​​​también para ataques a tierra- no tendrán componentes británicos, Washington nunca haría una venta sin el guiño de Londres. Estos F16 volvieron ha estar en boca de la prensa internacional porque son los que quiere Ucrania en su guerra con Rusia.

Fuentes castrenses indicaron que la operación podría liberarse ya en el mes de agosto, y que lego de ello se debe trasladar la autorización al Departamento de Estado ya todas las partes implicadas, como el Pentágono.

Es un paso fundamental para el inicio de la operación de venta de las 24 aeronaves seleccionadas para la misma Fuerza Aérea por lo que, se entiende también, vendrían armados. “El armamento solicitado por la Fuerza Aérea será aprobado inicialmente en un 90% restando algunos trámites para conseguir la totalidad”, dijo una fuente en Buenos Aires a Clarín.

Un artículo de este lunes publicado por el sitio Zona Militar, de Mariano Lacroix, indica que incluye la presencia de aire-aire misiles de corto alcance de última generación y aire-aire misiles de alcance medio.

En una de las entrevistas que el oficial en ZM al brigadier Isaac indicó por su parte que “el requerimiento de armamento fue hecho al gobierno de EE.UU. con un mínimo indispensable para que se convierta en un sistema de armas que pueda disuadir. La idea es hablarlo con el gobierno de los EEUU. (ya lo hizó, claro). Pero la FAA tiene un requerimiento mínimo, básico y determinante del armamento que necesitamos”.

Con su escaso presupuesto, Argentina busca hace años comprar aviones de guerra que le permitan algún grado de modernización su paupérrima flota aérea si se compara incluso con sus vecinos.

Intentaremos diez años de operaciones y ninguna llegó a buen puerto, en varios casos por el embargo británico y en otros, por la falta de presupuesto y escaso interés de los gobernantes. Inclusive se cuenta el fiasco de los cinco Super Étendard Modernisé comprados en Francia en 2018 por el gobierno de Mauricio Macri. Estas aeronaves nunca llegaron a volar porque están «vacíos».

Ahora, tras descartarse compras a los rusos, a los israelíes y otros pays, Argentina quedó en la disyuntiva de los F16 de Estados Unidos que están en Dinamarca y los JF17 a China, nuevos y fabricados en Pakistán. min el medio estaban los Tejas de la India, que sept como una opcion intermedia.

Para el caso, Taiana, que pronto viajará a China, quizás incluso con Alberto Fernández, no le comunicó al embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, que la compra de los JF 17 Thunder estaba descartada. Entonces es un final abierto.

A su vez, Taiana recientemente estuvo en la India, con su par y el ámbito militar. Nueva Delhi también ejerció su presión. En conjunto, Hindustan Aeronautics Limited [HAL] y el Ministerio de Defensa de Argentina firmaron un mapa de intenciones para asegurar helicópteros utilitarios para el ejército argentino.

Serían unos 20 esos helicópteros, los que se marán a los adquiridos en EE.UU. mientras que los de Rusia -en manos de la Fuerza Aérea-, siguen sin funcionar por falta de repuesto y mantenimiento en el marco de la guerra en Ucrania.

Durante la visita de Taiana a India, Defensa no informó sobre los aviones. Pero los indios indicaron a los periodistas que la carte firmada indica con Taiana en defensa y el ámbito aeroespacial, para potenciales nuevas empresas conjuntas también tuvo en paralelo una charla la venta de los sobre de 35 Tejas LCA Mk-1A a las Fuerzas Armadas de Argentina. “Esto se reforzó cuando la firma argentina FAdeA hizo un MoU (memorando de entendimiento con HAL), indicó.

Mira también