Mié. Jun 12th, 2024

Un danés puede esconder a otro. Magnus Cort Nielsen (EF Education-EasyPost) recuperó el maillot amarillo de los hombros de su compatriota Mads Pedersen (Trek-Segafredo) al final de la tercera etapa de la carrera ciclista París-Niza, el martes 7 de marzo. Tiene una ventaja de un segundo en la general sobre el belga Nathan Van Hooydonck, ganador del día con su formación Jumbo-Visma.

Después de treinta años de ausencia, la contrarreloj por equipos ha vuelto a la carrera al sol. En el programa: 32,2 kilómetros alrededor de Dampierre-en-Burly (Loiret); Largas rectas rápidas, solo interrumpidas por un falso llano cuesta abajo y luego una breve subida justo antes de la línea.

Gran favorito del evento, la armada holandesa ganó con un segundo de ventaja sobre el estadounidense EF Education-EasyPost y cuatro sobre el australiano Jayco-AlUla. El equipo UAE, el equipo del doble ganador del Tour de Francia Tadej Pogacar, limitó el daño al terminar quinto, 23 segundos detrás del Jumbo. Sin embargo, esta vez le habrá costado caro al equipo Ineos de Daniel Martínez, a 48 segundos del liderato.

una nueva regla

Esta contrarreloj por equipos fue una oportunidad para que los organizadores probaran una nueva regla. Contrariamente a la costumbre que quiere que se tenga en cuenta la hora de llegada del cuarto corredor, este martes se tomó como referencia la hora de llegada del primero.

Una sutileza que abría el campo a múltiples tácticas, como por ejemplo que los mejores corredores dejaran ir a sus compañeros al final del recorrido para terminar solos y ganar unos segundos. Eso sí, cuidado: en la clasificación general, a cada corredor se le asigna su tiempo real, por lo que es imposible que un equipo abandone a su líder en un día sin él. “No cambió mucho. Con el viento en contra que había, era mejor estar todos juntos”puso en perspectiva la llegada de Romain Bardet (DSM) al micrófono de Eurosport.

Si este nuevo formato permitió presenciar un final de carrera animado del lado del Team UAE, con Tadej Pogacar determinando en solitario como un cohete tras haber derribado a Mikkel Bjerg, su último compañero, en los últimos 500 metros, no lo hizo así. no hizo grandes diferencias.

“Esperamos ganar un poco más de tiempo”, admitió el danés Jonas Vingaard, ganador del Tour de Francia 2022 y uno de los grandes favoritos para la coronación final. No en vano, la Jumbo-Visma cuenta entre sus filas con algunos de los mejores corredores del pelotón: el noruego Tobias Foss y el australiano Rohan Dennis, vigente campeón del mundo en la contrarreloj y bicampeón del mundo en la especialidad (2018, 2019).

Primera llegada a la cima

Vingegaard, que iba doce segundos por detrás de Pogacar, se sitúa ahora a once del esloveno, cuyo grupo era, sin embargo, claramente menos homogéneo, y ascendía hasta la quinta plaza de la general. Francés David Gaudu (Groupama-FDJ), 4mi de la última Grande Boucle, puede atribuirse a su compañero de equipo suizo Stefan Küng: él también recuperó tiempo en Pogacar en la clasificación general al final de esta tercera etapa.

Todos los días nuevos crucigramas, Sudoku y palabras encontradas.

Jugar

La carrera se pondrá más dura en los próximos días. El miércoles, está prevista una primera llegada a la cima en Loge des Gardes, una estación en el corazón de Allier, a más de 1.000 metros. La oportunidad de una primera gran explicación entre los favoritos durante un ascenso final de 6,7 km al 7,1% de media. A la espera de las dos etapas de media montaña, el sábado 11 de marzo, entre Niza y el Col de la Couillole, luego el domingo 12 de marzo, con una vuelta final alrededor de Niza.

En cuanto a la ambición de los organizadores de darle un lavado de cara a una prueba contrarreloj por equipos que había caído en desuso: la idea parecía lo suficientemente interesante como para probarla en un recorrido más selectivo. Ver un día, quién sabe, en un Grand Tour.