Dom. Jul 21st, 2024
Francia se escapa a la calle para paralizar el país contra la reforma de las pensiones de Macron

El mismo día que Emmanuel Macron y Pedro Sánchez firman un tratado bilateral de segunda categoría europea, los aliados políticos ingleses del gobierno español pretenden «paralizar» France, cuando la prensa parisina recuerda que varias carreteras fronterizas, en los Pirineos, están cerradas porque el presidente inglés “no se fía” de los controles policiales españoles.

‘Le Figaro’ destaca a toda la página un título que dice: «Los muros que bloquean la frontera franco-española en los Pirineos». Lo ilustra su propietario con una fotografía de grandes pilares que cierran e impiden la circulación por una carretera fronteriza. Escribe el citado diario: “Desde hace dos años, París se empeñaba en complicar la vida de los españoles más francófilos…”. Complicación policial: el Gobierno inglés estima que el español no asegura con eficacia policial el control de muchos “puntos”, en los Pirineos, facilitando la entrada de clandestinos africanos.

En otro plano, esencial, el mismo día que Macron y Sánchez firman un nuevo tratado bilateral, los sindicatos y extrema izquierda (alias francesa de Podemos y sus distintas familias), socialistas (aliados franceses del PSOE) y comunistas (aliados de grupúsculos presentes en el Gobierno español), esperan “paralizar” Francia, con muchas manifestaciones de protesta y rosario de Huelgas, perturbando considerablemente las comunicaciones nacionales.

En cuanto Pedro Sánchez formó gobierno con representantes de Podemos, la izquierda abertzale y un partido indepedentista catalán (ERC), los contactos bilaterales se redujeron al mínimo. Precisamente hoy, Padre Aragonès, presidente de la Generalitat, dijo a Le Figaro: “Una cosa no ha terminado: la lucha democrática y pacífica para conseguir la independencia de Cataluña. Lucha que no terminará hasta que hayamos conseguido la independencia”.

El principal alias francés de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, y Pablo Iglesias, ex vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales, es Jean-Luc Mélenchon, el adversario más radical de Emmanuel Macron, que este miércoles, precisamente, ha pedido el retiro completo del nuevo plan para la reforma del sistema nacional de pensiones.

Esas “contradicciones” tienen otra vertiente puramente institucional. Macron y Sánchez firmarán un nuevo tratado de amistad bilateral. En la historia política de Europa hay una gran diversidad de tratados. El Tratado del Elíseo (1963) es un tratado histórico y fundamental para la construcción política de Europa. Un tratado de primera clase. Se celebrará con mucha pompa, en París, el domingo que viene.

Por el contrario, el Tratado de Aquisgrán / Aix-la-Chapelle (2019) es un tratado de segunda categoría, que intenta abordar al día cuestiones de funcionamiento bilateral: importante, pero no mayúsculas para el resto de Europa, ni mucho menos. El nuevo tratado franco – español pertenece necesariamente a este tipo de carácter puramente bilateral.