Jue. Abr 18th, 2024
La liga española puede posponer partidos después de las eliminatorias
Sergi Roberto (izquierda) del Barcelona y Mauro Arambari del Getafe luchan por el balón en el partido de Liga española del domingo 29 de agosto de 2021. Foto: La Hora / AP / Joan Monfort.

MADRID / AP

La máxima autoridad del deporte español ha aceptado la petición de la Liga española de aplazar algunos partidos programados para el próximo fin de semana en los que participan clubes con jugadores convocados por equipos sudamericanos.

Los partidos Sevilla-Barcelona y Villarreal-Alavés, originalmente programados para el sábado, deberán jugarse en una jornada posterior. Aún no se han reprogramado.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) rechazó la solicitud de la Liga, pero el Consejo Superior de Deportes (CSD) decidió a favor de la Liga aplazar los dos partidos

La Liga intentó evitar que los jugadores jugaran un triple partido por la eliminatoria sudamericana, ya que regresarían tarde para la reanudación del torneo español. Pero el Tribunal de Arbitraje Deportivo falló en contra de la medida de la Liga y los jugadores se incorporaron a sus equipos.

La decisión aún puede ser apelada por la federación, que reiteró su rechazo.

Según la RFEF, los aplazamientos constituirán un “precedente peligroso” para el deporte internacional y que el CSD “ha cruzado una línea legal que nunca había cruzado y que podría tener consecuencias nefastas para el deporte español y para sí mismo”.

José Manuel Franco, presidente del CSD, dijo en su decisión que las medidas cautelares tenían tres aspectos.

“En primer lugar, la salud de los jugadores, que no debemos olvidar, es fundamental; en segundo lugar, el tiempo que necesitan los clubes afectados para realizar toda la programación necesaria antes de la celebración de un partido el próximo sábado; y, finalmente, el plazo para denuncias a disposición de la RFEF ”, dijo.

En septiembre, la FIFA amplió la ventana internacional para que los equipos sudamericanos compitan por una tercera fecha de clasificación solo dos días después de la reanudación de las actividades en las ligas europeas.

La Liga ya había reprogramado varios partidos, de sábado a domingo, para que los jugadores tengan más tiempo de descanso. Uno de ellos es el duelo entre Real Madrid y Celta de Vigo, que marcará el regreso de los merengues al renovado estadio Santiago Bernabéu.

El Real Madrid ha jugado sus partidos en casa en su campo de entrenamiento, con el Bernabéu en construcción durante la pandemia de coronavirus. El estadio abrirá sus puertas a un público limitado en las gradas.

Los compromisos Sevilla-Barcelona y Villarreal-Alavés no podían reprogramarse para el domingo, ya que Barcelona y Villarreal debutan en Champions el martes siguiente. El Barcelona recibe al Bayern de Múnich en el Grupo E, mientras que el Villarreal recibe al Atalanta en el Grupo F.

La Liga ofreció vuelos chárter a clubes para traer jugadores de regreso a España lo más rápido posible.