Lun. Abr 22nd, 2024
La seguridad del condominio reportó un incidente en la casa de Angie y Blanca
En un comunicado se dio a conocer que el 5 de septiembre se alertó al personal de seguridad residencial sobre un incidente en la casa donde vivía la familia Caceros Ramírez. Foto: La Hora.

En los días posteriores a la muerte de Angie Nicole Caceros Ramírez, de 16 años, y de su madre, Blanca Lesbia Ramírez Chacón, de 52 años, comenzaron a surgir más detalles sobre su desaparición el 5 de septiembre. Ahora se sabía que la seguridad de un condominio de la zona 18 habría registrado un incidente en la casa donde ambos vivían.

La desaparición fue denunciada el 5 de septiembre y 3 días después aparecieron sus cuerpos sin vida.

Se informó este sábado 11 de septiembre que la empresa Servicomsa, administradora del condominio Los Olivos, zona 18, emitió un comunicado que compartió con vecinos de la localidad para informarles de los hechos de su conocimiento.

Según el documento, el 5 de septiembre, a las 12:15 horas, el equipo de seguridad residencial fue alertado de un incidente que se atendió en la casa donde vivía la familia Caceros Ramírez.

“En este lugar se encontraba el dueño de la casa que denunció la desaparición de sus familiares”, mencionan. Además, afirman que los agentes de seguridad “detectaron a dos mujeres en la parte trasera de la casa, una de ellas herida”, para quienes solicitaron la ayuda de los bomberos y la presencia de la Policía Nacional Civil (PNC).

Sin especificar los nombres de las dos mujeres, explican que una de ellas se identificó como hija del dueño. Además, mencionan que el residencial envió copia del registro digital, fotos y datos de visitantes a la PNC y al Ministerio Público (MP) para su investigación.

LA PNC TRATÓ SUPUESTO ROBO

Jorge Aguilar, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC), confirmó que ese día (5 de septiembre) atendieron una llamada de emergencia en la colonia Los Olivos, sin embargo, los hechos registrados son distintos a los denunciados por la administración local.

Aguilar explicó que policías del Precinto 12 respondieron a la llamada de emergencia para «verificar un reporte de presuntas amenazas», el denunciante fue identificado como Luis Caceros Mendizábal (padre de Angie), quien informó que había dos mujeres dentro de su residencia y que ellas estaban en la espalda, uno de ellos tenía la intención de golpearlo con un bate, y él le aseguró que no la conocía, por lo que presentó una amenaza de muerte.

Según el vocero, los agentes estuvieron presentes a las 12:30 horas, pero «no se encontraron mujeres heridas, solo el hombre», agregó Aguilar que Caceros Mendizábal no denunció la desaparición de su esposa e hija en ese momento.

Actualmente, el proceso se remite al Ministerio Público contra el Femicidio y fue declarado sujeto a la reserva del Ministerio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *