Mar. Abr 16th, 2024
Para EE. UU., La reelección de Bukele dañaría la democracia de el Salvador
El sábado 4 de septiembre, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de El Salvador cumplió con el fallo de la Corte Suprema, solidificando la iniciativa de Nayib Bukele de regresar a la presidencia. Fotografía. AP

El 3 de septiembre, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador emitió una resolución que permitiría la reelección de Nayib Bukele como presidente del país. Esta decisión rompe con la normativa electoral de El Salvador, donde los presidentes no podían postularse al poder de forma consecutiva, por el contrario, tendrían que transcurrir 10 años (2 periodos) antes de que pudieran volver a ser presidenciales. Al respecto, el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó lo establecido como un retroceso en la democracia.

SE CONDENA LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL

El Departamento de Estado inició su declaración rechazando la resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para que Bukele participe en las elecciones de 2024, inmediatamente en contravención a la constitución salvadoreña ”, declaró la organización.

Luego, destacaron que este «declive» podría dañar la relación entre el país norteamericano y El Salvador. “Este declive en la gobernabilidad democrática socava la relación que Estados Unidos está luchando por mantener con el gobierno de El Salvador y socava aún más la imagen internacional de El Salvador como un socio confiable y democrático en la región”, detallan.

Ned Price, vocero del Departamento de Estado, enfatizó que la constitución salvadoreña «claramente» prohíbe la reelección de líderes presidenciales por un período consecutivo. En este contexto, Estados Unidos solicitó: «Estados Unidos pide al presidente Bukele que demuestre su compromiso declarado con la gobernabilidad democrática, incluida la separación de poderes y el imperio de la ley».


Leer: El Salvador: TSE cumple con resolución que habilita la reelección


LA DECISIÓN CORRESPONDE A LA REMOCIÓN DE LOS JUECES EN MAYO

El 1 de mayo de este año, el presidente Bukele destituyó a cinco jueces de la Sala Constitucional del mismo juzgado, debido a que los magistrados habían emitido veredictos contra decretos ejecutivos durante la pandemia, entorpeciendo el trabajo del Ministerio de Salud El Salvador.

En la misma fecha, la Asamblea de El Salvador destituyó al Fiscal General de la República Raúl Melara tras cuestionar su independencia e imparcialidad por supuestos vínculos con el opositor partido Arena.

Para el Departamento de Estado de Estados Unidos, la garantía de reelección de Bukele se consolidó con la destitución de los jueces en mayo. “Esta decisión -de la Corte de Justicia- es resultado directo de la decisión del 1 de mayo de la Asamblea Legislativa salvadoreña de destituir a los jueces en funciones de la Sala Constitucional e instalar leales suplentes al presidente”, dijo la secretaría.

Afirmaron que el hecho del 1 de mayo fue calificado de inconstitucional y expresaron su preocupación por la erosión de la separación de poderes y la gobernabilidad democrática en el país. «Estos temores fueron confirmados por la decisión del 3 de septiembre de la Sala Constitucional», dijo Estados Unidos.

¿SE HA PERDIDO LA DEMOCRACIA, AHORA TAMBIÉN LA INDEPENDENCIA JUDICIAL?

El Departamento de Estado comentó que, el 31 de agosto, la Asamblea Legislativa de El Salvador tomó medidas adicionales para consolidar el control del Poder Judicial a través de lo que califica como “una modificación inconstitucional” de la Ley Orgánica de la Carrera Judicial: Exigir la jubilación de los jueces en 60 años de edad o 30 años de servicio bajo la premisa de erradicar la corrupción.

“La edad o el tiempo de servicio no está directamente relacionado con la corrupción y El Salvador ya ha establecido procesos para eliminar a los actores corruptos”, argumentó la organización. También concluyeron que «el resultado práctico de este nuevo mandato es empoderar al gobierno de Bukele para apilar el poder judicial con sus propios jueces».

Para el departamento, los eventos de mayo y las recientes sentencias judiciales «demuestran una estrategia clara para socavar la independencia judicial y eliminar un equilibrio crítico en el poder ejecutivo».


También puedes leer: El Salvador: Asamblea aprueba batería de reformas a ley judicial que expulsarán a más de 150 jueces


EL TRIBUNAL ELECTORAL APRUEBA TAMBIÉN LA REELECCIÓN

El sábado 4 de septiembre, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de El Salvador cumplió con el fallo de la Corte Suprema, solidificando la iniciativa de Nayib Bukele de regresar a la presidencia.

“Ante la resolución emitida por la Sala Constitucional (del Tribunal Supremo) sobre la opción de inscribir al Presidente de la República como candidato a un segundo mandato, este último dará cumplimiento a la misma, por las resoluciones y sentencias (de esa entidad )) son inapelables y obligatorios ”, informó el TSE.