Mar. Abr 16th, 2024

El ex embajador y politólogo panameño Marcel Salamín anunció públicamente su renuncia al equipo de negociación del contrato de concesión para el proyecto Cobre Panamá de Minera Panamá (First Quantum Minerals Ltd.).

El ex embajador y politólogo panameño Marcel Salamín anunció públicamente su renuncia al equipo de negociación del contrato de concesión para el proyecto Cobre Panamá de Minera Panamá (First Quantum Minerals Ltd.).

Salamín también denunció irregularidades, que posiblemente vayan en contra de las negociaciones de los intereses del país, pero confía en que el presidente de la República, Laurentino Cortizo, «sabrá deshacerse de la maraña de legumbres e intereses poderosos (…)». .

Por eso, «sí, renuncié, presenté mi renuncia al ministro (Ramón Martínez) y estoy haciendo el anuncio porque creo que esta mesa aún está a tiempo de marcar el rumbo», dijo Salamín el viernes 20 de agosto en declaraciones a la Mesa de Periodistas de TVN.

Dijo que desde el 9 de agosto no ha asistido a las reuniones, luego de presentar una propuesta que “se lanzó en el futuro como una especie de utopía y en algunos casos me dijeron que no coincidía con la política de Estado”.

Incluso indicó que “alguien se atrevió a decir que ni siquiera era aceptable para la empresa, lo que me llamó la atención, que alguien en la mesa pudiera asumir la representación de la empresa”.

“Quiero que mi renuncia sirva para cambiar el rumbo de esta negociación. Si no cambian de rumbo, irán en la misma dirección que el PCC ”, agregó.

También comentó que solo se debe aplicar la ley panameña, que se deben aumentar las regalías del 2% al 5% y que se debe reconocer que el cobre no es de la nación panameña, sino de quienes lo explotan.

Indicó que “también surgió sobre la mesa que hay tres estados extranjeros que participan indirectamente en el paquete de acciones, ya sea de la matriz First Quantum o de la subsidiaria Minera Panamá, lo cual está literalmente prohibido por la Constitución panameña. «

Otro tema que lo llevó a renunciar es que solicitó a la junta que exija al Ejecutivo que publique en el Diario Oficial de la Federación la decisión de inconstitucionalidad de la Ley 9, de 1997, que deja sin efecto el contrato.

«Es un argumento legal argumentar que si la Ley 9 es inconstitucional, el contrato se mantiene vigente, porque este contrato es simplemente un acuerdo entre los particulares, el Estado y un grupo de inversionistas que luego se eleva a la ley de la República, a través de ley aprobada en la Asamblea. Si cae esta ley, cae el contrato ”, dijo Salamín.

Argumentó que “hasta ahora no se ha podido complicar las cosas. Alegaron que no podían publicarlo porque aún no se había emitido la decisión de la Corte, una decisión posterior sobre una solicitud de aclaración, lo que impedía la publicación de la decisión.

La concesión minera aprobada en 1997 y adquirida en 2013 por la canadiense Inmet Mining Corporation, principal accionista de Minera Panamá, está ubicada en Donoso, provincia de Colón.

Y como informó Cobre Panamá a principios de este año en el foro «Minería: Mitos y Realidades», se estudió la posibilidad de extender la vida útil del proyecto de 40 a 70 años, lo que significaría una exportación anual de 400 mil toneladas de concentrado de cobre. , con la identificación de tres acequias adicionales: Balboa, Botija Abajo y Río Medio.

Actualmente, la minería en Panamá representa el 3.5% del producto interno bruto (PIB) del país y el 4% de la producción, generando un valor total en la economía de US $ 3.697 millones.

El cobre impulsó las exportaciones, según datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), durante el primer semestre de 2021; Las exportaciones de mercancías de Panamá aumentaron 108,7%, alcanzando la cifra de US $ 1.664,9 millones, frente al mismo período de 2020, cuyo valor fue de US $ 797,9 millones.