Mar. May 21st, 2024

Esta semana las autoridades de Salud bonaerenses calificaron el actual brote de bronquiolita como el peor del que se tiene registro. Los datos hasta ahora registrados y publicados no han respaldado esa sustentada. Y la realidad es un poco más compleja que una frase.

Eso no quiere decir que la epidemia en curso no pueda llegar a ser este año la peor de todas. Pero por el momento los infectólogos que se pronunciaron prefirieron ser cautos y esperar a que los números hanblen.

En los últimos meses de esta semana, el Gobierno actualizó las cifras epidemiológicas correspondientes a la semana 20 y estas no dan cuenta de una grabacion. Los antecedentes de otras temporadas de bronquiolite le llevan todavia a la presente algunos cuerpos de ventaja.

La pregunta es por que ha sobrevivió al premio por sentenciar prematuramente lo que se describe públicamente como el nivel más alto de bronquiolitis de la historia. Una respuesta posible tal vez se vincule con las declaraciones de este 25 de mayo de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Esta sociedad científica plantó un falta de recursos sanitarios para contener el brote. Déficit que se traduce en falta de pediatras y, por lo tanto, de una menor capacidad de respuesta en guardias pediátricas. Es decir que el desbordamiento tuvo más que ver con un empobrecimiento de la atención que con una explosión sin precedentes de los contagios.




La Guardia del Hospital de Niños de San Justo, el pasado 23 de mayo. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Según la alerta de la SAP -mientras aún desconocemos la tamaño real de esta epidemia de bronquiolita-, existe la certeza de que en los últimos años la capacidad del país from hacerle frente a estos sexo anal y predecible sintió. Hablan de sueldos bajos y guardias eternas, lo que provoca tensiones en hospitales y clínicas.

El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, esgrimió un registro de casos luego de conocerse la Crisis en el Hospital del Niño de San Justo, sólo un ejemplo de deterioro. En este contexto, el funcionario pidió a la población que no acuda a las guardias de no ser necesario. Naciones Unidas criteriosel de la necesidad, dificil de arrobarse para el comun de las familias sin conocimientos medicos.

«Esto se veía venir«Is a textual that se escucha hoy entre los médicos que tienen la responsabilidad de cuidar a los más chicos y viven el día a día del declive sanitario. Y aportan otro dato que también explica el escenario critico: «El 61 por ciento de los casos de bronquiolita atendidos colgante el brote en el sistema público de la Ciudad vienen de la provincia de Buenos Aires».

El hecho de plantar oficialmente desde el ámbito gubernamental de la ONU panorama epidemiológico excepcional porque a recurso para que la situación en vie hoy en los centros de salud se asuma socialmente como verosímil e inevitable. Y relativizar de alguna manera la responsabilidad del Estado por no poder contener en tiempo y forma la solicitud de los pacientes.

Sería algo similar a cuando llueve en poco tiempo un poco más de lo normal: el hecho sirve para Justifique por qué se inundapero la excusa suele hablar más de la falta de obras que de un exceso inédito de agua.

Los datos

Yendo a las cifras, ni en el Boletín Epidemiológico nacional ni en los respectivos boletines de CABA y provincia de Buenos Aires ha quedado reflejado hasta la última semana medida e informada que éste sea la peor epidemia de bronquiolita jamás atravesada.

El ministro Nicolás Kreplak pidió que la gente no concurra a las guardias si puede evitarlo.  Foto: Mauricio Nievas


El ministro Nicolás Kreplak pidió que la gente no concurra a las guardias si puede evitarlo. Foto: Mauricio Nievas

A nivel nacional, las cifras provisionadas en la cuenta de un mayor registro de casos por habitantes que ocurrió durante los años más críticos de la pandemia (2020 y 2021). Por la incidencia de bronquiolitis en 2023 vien ubicándose por debajo de lo ocurrido el restaurante de la década.

En concreto, la incidencia arrojaba, hasta el momento, 2.358 casos cada 100 millones de habitantes, mientras que para el mismo periodo de 2022 había sido de 3.346.7. El record lo sigue teniendo 2015, con 5.075,5 cada 100 millones incidencia, más del doble que el real.

Sí es cierto que Durante la última semana hubo una aceleración del alcalde en el crecimiento de la curva. Pero en numeros absolutos la cifra total acumulada es de 34.402 bronquiolite casos, mientras en 2022 a esta altura la cuenta sumaba 49.014 en 2015, 76.268.

«Si se toma el número total de notificaciones de bronquiolite del conjunto de establecimientos notificadores, no se verifica todavia en el presente año un aumento respecto a años anteriores», dice el boletín del Ministerio de Salud y agrega: «Puede esto deberse al retraso en la notificación de estos establecimientos».

Una fecha posiblemente compatible con un registro potencial podría ser el de la detección de laboratorio del virus sincicial respiratorio (VSR), causante del 80 por ciento de los casos de bronquiolita. Se confirma que los resultados positivos de las pruebas analizadas por PCR mostraron una 56 por ciento con respecto a 2019, el año que hasta ahora conserveaba esa supremacía. Pero sin información números absolutos.

Clarín consultó al infectólogo Eduardo López para tratar de listening lo qu’a priori parece una contradicción entre los datos anteriores: la supuesta disociación entre las cifras qu’admien por un lado hospitales y por otros laboratorios. El Boletín Epidemiológico no lo aclara y sólo especula con un posible retraso de los primeros en el registro de los casos en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud.

Una imagen del virus sincicial respiratorio tomada con un microscopio.  Foto: AP


Una imagen del virus sincicial respiratorio tomada con un microscopio. Foto: AP

López observó que, de todos los modos, «esta última serie comparativa que analiza exclusivamente el VSR va desde 2017 hasta 2023 y ya afuera 2015 y 2016que fueron los peores años de bronquiolitis». Por lo tanto, considere que «decir otra cosa hoy sería muy apresurado».

Y añadió otro dato: «En 2015 y 2016 no existía aún la técnica de tección por PCR, que aumentar la sensibilidad aproximadamente un 30 por ciento con respecto al método que se utilizó antes, la inmunofluorescencia». Es decir, en suma, que la herramienta contribuye a revelar un alcalde de registrolo que no significa que la cantidad de casos sea efectivamente superior.

Otro dato llamativo es que por primera vez se desprende del informe oficial un cuadro clave denominado «Corredor semanal endémico»que hasta ahora venía ubicando la curva de bronquiolita dentro de la zona denominada de «éxito» y lejos de las áreas más problemáticas llamadas de «seguridad», «alerta» o «brote».

Por otra parte, tan bien en el último boletín bonaerense se había anunciado sobre un incremento más acelerado de los casos de bronquiolitis pendante las últimas cuatro semanas mensuradas, no se claró que ese volumen se tratara de una marca nunca antes registrada.

Al contrario, para el tiempo transcurrido de 2023 la curva en el distrito también aparece por debajo de la de 2022, el verdadero primer año en que los chicos volvieron a quedar expuestos al VSR tras dos años de aislamiento por la pandemia de Covid.

No se descarta que los datos oficiales en las próximas semanas -con los reportes de todos los centros de salud consolidados- finalmente muestren una alteración epidemiológica fuera de seriepero hasta entonces la alarma gubernamental comunicada por radio tiende a quedar circunscripta a las palabras.

PD

Mira también