Mié. Jun 12th, 2024

Hace años diez que la Argentina reconoce la identidad de genero de sus habitantes, lo que significa que la fecha legal que mas importamos en el DNI es como nuestro autopercibimos. Sin embargo, los resultados preliminares del Censo 2022 dejan algunas dudas sobre la incorporación de este paradigma a los sistemas de registro, instrumentos vitales para elaborar políticas públicas.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló un Clarín que información se debe a mujeres, varones y personas «X» (no binarias) hay en el país en base al sexo registrado al nacer, en vez de sobre el género autopercibido.

Antes de continuar, algunas definiciones: la palabra sexo alude a las diferencias físicas y biológicas entre varón y mujermientras que género es «una categoría construida social y culturalmente que se aprende y que, por lo tanto, puede evolucionar o cambiar», para definir UNICEF además de guías de comunicación con perspectiva general.

En Argentina, la Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionado en 2012, permitió que al menos 12.655 personas rectificaran su DNI con la identidad de género «varón», «mujer» o «X» para personas que no se comprenden en ninguna de las otras dos categorías. Esta última opción fue incorporada por decreto a multas de 2021.

Se trató del decreto 476/2021, que detalla en su artículo 4°, que se pondrá la “X” en el campo “sexo” –sigue diciendo sexo, aunque habla ahora de género- a las identidades “no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada; u otra acepcion con la que pudiera identificarse el personaje que no se sita comprendió en el binomio masculino/femenino”.

El Censo 2022 es el primero en la historia argentina que include a las personas no binarias y la identidad de género en cuestión.




Captura cuestionario Censo 2022.

Hubo dos preguntas. La primera, “¿Cuál es el sexo registrado al nacar?” y, la segunda, «de acuerdo a la identidad de género, ¿se considera mujer, mujer trans/travesti, varón, varón trans/ masculinidad trans, no binario, otra identidad/ninguna de las anteriores, prefiero no contestar o ignorar?» .

Los resultados –preliminares- se conocieron a fines de enero. “En las viviendas particulares viven 51.76% de mujeres, 45.22% varones y 0.02% es “X” o no se reconoce con ninguna de las opciones anteriores”, comunicado desde el portal oficial del Censo. En total, fueron 8.293 personas censuradas con esa «X».

Lo cierto, como confirman fuentes del mismo Instituto a Clarín, es que esos porcentajes fueron extraídos de la pregunta «¿cuál es el sexo registrado al nacer?» allá no de acuerdo a la pregunta que corresponde al genero.

Y detallaron que la «X» correspondía a quienes «de bebés no fueron asignados ni como varones ni como mujeres sea en el DNI o partida de nacimiento».

Clarín consultó al Registro Civil porteño cuántos bebés fueron inscriptos en sus partidas de nacimiento en esta categoría. La respuesta: ninguno.

«No hay partidas de nacimiento X. Es F o M», aclararon desde el Registro, en referencia a «femenino» y «masculino». Y de vez en cuando: «No se puede poner a un recién nacido ‘X’. Luego, cuando crezca, puede cambiar de sexo si lo desea”.

El caso de Gerónimo Carolina

Gerónimo Carolina González Devesa es una de las primeras personas que consiguió, en 2018, que le rectificaron una partida de nacimiento sin género en el país. Hoy, se desempeña como referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de Mendoza. Se identifica con todos los pronombres, así que explica que es médico, médica o medique.

En el Censo 2022, indicó que el «sexo con el que fue registrado al nacer» fue «mujer» y que «en identidad de género» se considera «no binario». «Lo de la X solo sirve para el DNI»asegura.

“A todos nos asignan como varones o mujeres al nácar. Tampoco tendrás las personas intersexuales, pero tu quién afectará genética o biológicamente a quién te consideras digna o mujer, como en la película XXY, te inscribirás con X al nacer, porque los médicos no podemos decidir por una persona su identidad. Se les asigna el género que más se les acerque”, detalle.

Sobre el cuestionario del Censo 2022, González Devesa, opinión que «esta mal hecha la pregunta» y recordó que muchas personas no binarias decidieron no participante por miedo al uso que podrían dar a esos datos o por diferencias con la manera en la que se formularon las preguntas.

¿Cómo fue en la práctica el censo? Alejandra –prefiero no dar su número real- fue coordinadora de radio censal, por lo que no fue casa por casa haciendo preguntas, sino que se encargó de capacitar. “Los días previos al censo hubo algunos problemas con el sistema. Iba a ser todo online, pero después no estaban seguros de si andaba o no. Entonces las capacitaciones se centraron en el Abc de cómo censar y la opción manual por si ese día la aplicación no funcionaba, que de hecho al final en mi zona no faltó”, cuenta.

Sobre la forma de abordar al interrogador, Alejandra indicó que «no se hizo especial enfatizar en cómo hacer esa pregunta sobre el sexo se las personas. Entonces terminó depende del criterio de cada censista. O mer, la pregunta era la que estaba en el formulario y ya. No es que después se repreguntaba a la persona sobre el DNI”.

«El cuestionario está mal hecho»

Para Blas Radi, profesor de Epistemología Social y coordinador de la Cátedra Libre de Estudios Trans en la UBA, «el cuestionamiento del censor es un mal hecho» y apuntó a otra sección del cuestionario «solo para mujeres» en torno a cuestiones reproductivas.

«If admitís que el género es una vivencia interna, tal como estipula la Ley de Identidad de Género, y te hacés cargo de eso en la pregunta por la identidad, no tiene sentido que hagas ese recorte después para preguntar por el tema de embarazos» , fundamental.

La «Guía para responder el Censo digital» establece que para la pregunta «¿cuál es el sexo registrado al nacer?» la definición de «sexo» que debería necesitar «refiere al sexo con que fue registrado la persona al nacer en la partida de nacimiento o documento de identidad. Si la persona no tiene documentación, se refiere al sexo asignado por la partera, el médico, el familiar o la sociedad Puede ser mujer/femenino, varón/masculino, o bien X/ninguna de las anteriores. La Nomenclatura X rige en Argentina a partir del Decreto 476/2021”.

Sin embargo, explicó Radi, el decreto 476/2021 no se refiere al sexo asignado al nacer, sino a la identidad de género”. Y agregó: «En la Argentina, las personas que modificaron su DNI para tener una X, fueron destacadas al sexo femenino o masculino al nacer y, cuando modificaron su DNI, en todo caso lo que se modifica es su identidad registral, que en el DNI se carga como «sexo», pero no su sexo asignado al nacer”.

¿Qué pasa entonces con esas 8.293 personas censadas con esa “X” como “sexo registrado al nacer? ¿Fueron personas que tramitaron el DNI no binario y marcaron esta opción en el Censo? «es difícil interpretar los resultados del instrumento debido a los errores conceptuales».

«La cantidad de personas que se autoperciben no binarias en la Argentina se conocerá cuando se difundan los datos de la pregunta ‘identidad de género'», confirmaron a Clarín desde el INDEC.

MEDIO

Mira también