Dom. Oct 24th, 2021
La derrota electoral desencadena crisis en el gabinete de Fernández
El presidente argentino Alberto Fernández hace un gesto a los miembros de la prensa después de votar en las elecciones primarias de mitad de período en Buenos Aires, Argentina. Foto de la hora: Marcos Brindicci / AP

Varios ministros y funcionarios de áreas estratégicas del gobierno han puesto su renuncia a disposición del presidente Alberto Fernández, dejando al descubierto la tensión que atraviesa el oficialismo tras la derrota en las primarias legislativas el pasado domingo en Argentina.

Los ministros Eduardo de Pedro, del Interior; Martín Soria, de Justicia; Roberto Salvaezza, de Ciencia y Tecnología; Tristán Bauer, de Cultura, y Juan Cabandié, de Medio Ambiente, manifestaron su deseo de hacerse a un lado.

La misma decisión fue tomada por Paula Español, Secretaria de Comercio Interior; Luana Volnovich, jefa del Programa Integral de Asistencia Médica (PAMI) – el trabajo social de jubilados y pensionistas; Fernanda Raverta, titular de la Administración Nacional del Seguro Social (ANSES), y Pablo Ceriani, presidente de la estatal Aerolíneas Argentinas.

Los ministros y funcionarios conforman el ala de centro izquierda del gobierno que depende de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Varias horas después de las renuncias que sumieron al gobierno peronista en la peor crisis desde que asumió el cargo en 2019, el presidente Fernández aún tiene que comentar.

Mientras tanto, sindicatos, gobernadores y líderes políticos manifestaron su apoyo al mandatario, que podría verse reforzado el jueves con una marcha convocada por organizaciones sociales.

«Este tipo de situación es el resultado de que no existe un acuerdo estratégico sobre cómo salir de la situación del domingo y refuerza la impresión de que el partido gobernante ha perdido legitimidad y lo que está pasando impide la posibilidad de recuperación electoral», reflexionó el político. . analista Carlos Fara. “Lo que está pasando es fruto del acuerdo no permanente entre Alberto y Cristina”, agregó en declaraciones al canal de noticias por cable La Nación +.

El gobernante peronismo sufrió este domingo una de sus peores derrotas electorales desde el regreso de la democracia en 1983 en las primarias para elegir a los candidatos a diputados y senadores que participarán en las elecciones legislativas de noviembre.

El peronista Frente de Todos obtuvo el 31,80% de los votos, mientras que la coalición opositora Juntos por el Cambio alcanzó el 41,50% en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

La derrota del oficialismo se produjo en un contexto social y económico complejo que se vio agravado por la pandemia: 42% de la población en situación de pobreza y una inflación anual acumulada superior al 50%.

Si estos resultados se ratifican en noviembre, cuando se renueven la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, el oficialismo perdería el control de la cámara alta y la mayoría simple de la cámara baja, lo que lo obligaría a negociar su agenda con la oposición.

Si bien el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, afirmó anteriormente que todo el gabinete puso a disposición la renuncia el lunes y que el presidente no aceptó ninguna, el cambio de una decena de empleados vinculados al vicepresidente abrió un cisma en el gobierno. coalición de consecuencias impredecibles.

El Frente de Todos es el sello con el que el peronismo, fragmentado en varios sectores, se unió para las elecciones generales de 2019 que consagraron a Fernández como presidente. Sus pilares son el kirchnerismo liderado por Fernández de Kirchner —presidente entre 2007 y 2015—; el Frente Renovadora de Sergio Massa -director de la Cámara de Diputados-, líderes del peronismo más tradicional y organizaciones sociales.

La derrota del domingo puso a prueba esta unidad, ya que Fernández aún tiene dos años en el cargo.

La Confederación General del Trabajo, principal central sindical del país, dijo en un comunicado que «expresamos con fuerza nuestra defensa del gobierno constitucionalmente electo y de la institucionalidad presidencial».

En tanto, el Movimiento Evita, una de las organizaciones sociales que integran la coalición gobernante, convocó a una movilización en apoyo al mandatario este jueves en la histórica Plaza de Mayo.

A su vez, uno de los líderes de la oposición acusó duramente al vicepresidente.

En este escenario «la oposición debe apoyar la institucionalidad del Parlamento», dijo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *