Mar. Abr 16th, 2024
Con mayor sinergia, la movilidad eléctrica se aceleraría en Panamá

Panamá viene dando pasos hacia la movilidad eléctrica desde hace unos diez años. Para acelerar el proceso, el país requiere de la sinergia del sector público y privado, para transformar el parque vehicular con motor de combustión o fósil en uno que sea sostenible y utilice energía limpia, para disminuir la huella de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Con el objetivo de lograr la sinergia deseada, el 27 de agosto, GreenSpace E-Mobility, Inc. de Panamá organizó una discusión con líderes de la industria para crear un espacio de interacción entre generadores de energía limpia, defensores de la ley, distribuidores de vehículos eléctricos y automotriz.

Durante la sesión de dos horas en Casa Catedral, en el Casco Antiguo de la ciudad, participaron Percy Garrido, Director de Gestión Energética de Enel Green Power Centroamérica; Edison Broce, Diputado Independiente del Circuito 8-8 de la Asamblea Nacional; William Pui, CEO de GreenSpace E-Mobility, Inc., Eduardo López, BYD Country Manager, y Juan Carlos Navarro, cofundador de NSolar.

Aunque las ventas de autos 100% eléctricos en el país aún no son fuertes. Algunos concesionarios tienen modelos cuya potencia va desde 310 kilómetros hasta más de 515 kilómetros de carga o más, con precios de venta que oscilan entre $ 29,999 y $ 134,000, ya sea sedán, SUV, 4×4 o automóvil deportivo. También hay carretillas elevadoras, autobuses y camiones.

Algunos de los beneficios de costo de comprar un vehículo 100% eléctrico son:

  • Proteger el medio ambiente
  • no son ruidosos
  • son baratos
  • Conducción confortable
  • están seguros
  • Requieren poco mantenimiento.

Para el representante de GreenSpace E-Mobility, Inc., se necesitan más espacios como estos para que los líderes de la industria acuerden y establezcan un objetivo final común, que Panamá siga avanzando hacia la movilidad eléctrica. Por ello, cada tres o cuatro meses organizarán este tipo de iniciativas para concienciar a la población sobre el tema.

Pui, quien reside en los Países Bajos y tiene experiencia trabajando con grandes empresas como Tesla, descubrió que GreenSpace E-Mobility, Inc. ofrece la mejor tecnología de carga en Panamá y la región de América Latina, debido al soporte para la instalación de cargadores en aproximadamente 86 países. .

“En este momento, tenemos una alianza con Enel donde complementamos nuestro conocimiento con el acceso que tienen en el país para implementar la red. Tenemos el conocimiento, la tecnología y el software, y ellos tienen el personal y el equipo que conocen ”, explicó Pui.

Los primeros inicios en el tema de la movilidad sostenible se abordaron en la Ley 69 de 2012, más conocida como Ley de Uso Racional y Eficiente de la Energía (UREE), donde el Gobierno estableció incentivos fiscales para la importación de vehículos cuyas tecnologías contribuyan a la medio ambiente. Con el incentivo ‘verde’, la entrada al país de autos eléctricos e híbridos estaba exenta del valor CIF (costo de seguro y flete) hasta el 31 de diciembre de 2017 y a partir de 2018 pagan el 5%. Para la introducción de automóviles convencionales con motor de combustión, el impuesto es del 25%.

Durante la charla, Percy Garrido, Director de Gestión Energética de Enel, con 10 proyectos entre hidroeléctrica y solar, dijo que promueven la movilidad sostenible en su base de clientes, para que puedan ver los beneficios de los vehículos eléctricos. Hasta el momento, la empresa cuenta con cinco cargadores y está a punto de cerrar la compra de otros 10 cargadores eléctricos.

Garrido expresó el interés de la empresa en cambiar la flota de Transportes Masivos de Panamá, SA —operadora de MiBus o Metrobus— que podría convertirse en un importante cliente potencial, gracias a la experiencia que tienen en mercados como Chile y Colombia.

En su discurso, Eduardo López, country manager de BYD, distribuidora con autos 100% eléctricos, buses de pasajeros, montacargas y camiones, informó que en Centroamérica Panamá ha alcanzado varios hitos en materia de movilidad eléctrica, siendo el primer país en utilizar un Bus de transporte público 100% eléctrico, así como un bus de carga con Cervejaria Nacional, pero aún queda más por hacer.

López, quien en julio viajó desde la ciudad de Panamá hasta la ciudad de David, provincia de Chiriquí, en un vehículo 100% eléctrico, demostró que con solo dos paradas para recargar la batería en Río Hato y Santiago era posible. La idea era ganar confianza con la hazaña de unos 454,4 kilómetros de ida y vuelta.

Después de la prueba, el objetivo de López ahora es «impactar el transporte público y privado masivo, de carga y ligero, así como ferroviario y monorraíl». Y agregó: «En Panamá tenemos planes con transporte selectivo, micro-movilidad, bicicleta y scooter».

Cifras del Acuerdo de París de 2015 al que Panamá firmó, en el mundo, el transporte aporta alrededor de una cuarta parte del 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero y para limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados centígrados, los países deben cambiar esta trayectoria de las emisiones del transporte. lo que implica el desarrollo de un ecosistema integrado de electromovilidad. En Panamá, el 60% de las emisiones provienen de actividades relacionadas con el transporte, el 77,7% son vehículos para el transporte de pasajeros o autobuses y el 22,2% para el transporte de carga.

A la luz de lo anterior, en junio de 2019, la Secretaría Nacional de Energía (SNE) y el Ministerio del Ambiente (MiAmbiente) presentaron la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, para promover el transporte de bajas emisiones y contribuir al cumplimiento de los compromisos climáticos de el Panamá. Acuerdo de París 2030.

Para orientar aún más al país en esta dirección, el diputado Broce, quien participó en la discusión, presentó el Proyecto de Ley 162, en septiembre de 2020, que fomenta la movilidad eléctrica en el transporte eléctrico. A principios de agosto, la propuesta recibió un impulso y pasó a un segundo debate en la Asamblea Nacional.

Según el diputado, tras consultar a varios actores del sector, la iniciativa no es ni una sombra de lo que tienen actualmente y reconoció que «se necesita más pulido», pero hay avances.

Señaló que la iniciativa tiene una serie de metas y expectativas, como la sustitución de la flota de vehículos del gobierno por eléctricos. “Estando en la Comisión de Presupuesto, pude ver que ha habido varias entidades que han recurrido a solicitar la autorización para los autos de combustión, pero es el momento de hacer el cambio”, dijo.

La propuesta de Broce apunta a mencionar el impago de la placa hace 5 años, y aunque pretende crear un incentivo fiscal, deben consultar al Ministerio de Economía y Finanzas, la Secretaría de Energía de la Nación, el Ministerio de Ambiente y la Autoridad de Servicios Públicos. , visado que al momento del primer debate, cada empresa e institución tenía “visiones diferentes” sobre el alcance y propósito del proyecto.

El problema, dijo, es que la flota del gobierno debe ser reemplazada, ya que gasta mucho en combustible y mantenimiento de autos de combustión. “Tenemos que hacer concesiones en los sectores colectivo y selectivo, donde el 33% de los autos deben ser eléctricos (…) Debemos enviar un mensaje sobre el cambio climático y fomentar cambios en el sector transporte”, dijo el diputado proponente.

Con base en el Acuerdo de París para el año 2030, Panamá debe contar con una flota de vehículos donde:

  • El 10-20% de los vehículos privados son eléctricos.
  • El 25-40% de los vehículos privados vendidos ese año son eléctricos.
  • Entre el 15 y el 35% de los autobuses son eléctricos.
  • Entre el 25 y el 50% de los vehículos de la flota pública son eléctricos.

Uno de los líderes que también participó en la discusión fue Juan Carlos Navarro, cofundador de NSoler, una empresa especializada en paneles solares, que cree que Panamá requiere un cambio acelerado hacia las energías limpias.

Para el ex alcalde del distrito capitalino (1999-2009), Panamá debe emular la idea del Reino Unido, que fijó una fecha para cambiar la flota de motores de combustión a vehículos eléctricos en 2025. “Por supuesto que sí. sea ​​algo consensuado, pero lo importante es que se produzca el cambio ”. Donar la norma – aseguró – debe decir que no se compra un auto más que uno especializado y que se necesita un auto eléctrico, por lo que no hay demanda de combustión, pero hoy los autos eléctricos no tienen competencia por los niveles de economía que brindan. Tener paneles solares en su hogar no le pagará más por cargar el automóvil «, dijo Navarro.

Navarro apeló a las autoridades del país, pues parece «absurdo» seguir contratando gas natural para la generación eléctrica. “No entiendo qué es la fijación por el gas natural. Sí, es un combustible de transición, pero el objetivo final de Panamá no debe ser un país que genere su energía con gas natural, todo lo contrario ”, dijo.