Sáb. May 18th, 2024

También anunció que otros tres sacerdotes se encuentran bajo «atención médica» tras presentar síntomas relacionados con el virus, entre ellos uno de Estelí.

Leopoldo Brenes, Cardenal de Managua

En entrevista con el periodista Medina Monumentos del Canal 12, el cardenal Leopoldo José Brenes Confirmó que en Nicaragua un total de 13 sacerdotes murieron por COVID-19, de los cuales 3 murieron durante la última semana, mientras que el Ministerio de Salud informó un aumento en los casos del nuevo Coronavirus.

“Tenemos 13 sacerdotes que murieron de COVID en todo el país, y de estos 13, cinco prácticamente de nuestra arquidiócesis”, dijo Brenes al explicar la posibilidad de suspender misas con la presencia de los fieles.

También anunció que otros tres sacerdotes se encuentran bajo «atención médica» tras presentar síntomas relacionados con el virus, entre ellos uno de Estelí. «Esperamos que no se olviden y que sigamos adelante, que no tengamos que lamentar la muerte de otro sacerdote», agregó el cardenal.

Ortega y Murillo llaman “hijos del demonio” a los sacerdotes

En la madrugada del miércoles 18 de agosto, las redes sociales difundieron imágenes pidiendo oraciones por el sacerdote y exorcista. Rodolfo José López luego de que dio positivo por COVID luego de complicaciones en su salud.

En 2019, el padre Rodolfo fue víctima de ataques cuando turbas sandinistas ingresaron a la catedral de Managua luego de que un grupo de madres de presos políticos se trasladara al costado este del templo para iniciar una jornada de huelga.

Por la tarde, el cura Yuber Baltodano la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Ticuantepe suspendió las misas de “cuerpo presente” y también en las comunidades, así como las visitas a los enfermos de casa en casa. Según el comunicado, el templo central celebrará la Eucaristía bajo estrictas medidas contra el coronavirus.

Tres sacerdotes mueren en menos de cinco días

Mientras Minsa informó sobre una persona que falleció durante la semana del 10 al 17 de agosto, las autoridades eclesiásticas anunciaron la muerte de tres sacerdotes en cinco días «.debido a COVID-19«, Según la agencia internacional de noticias de la Iglesia Católica, ACI Prensa.

Según declaraciones de la Arquidiócesis de Managua, el 10 de agosto falleció el sacerdote Julio Cesar Melgar Cruz de origen salvadoreño, quien sirvió en la Diócesis de Estelí durante varias décadas. Un día después, falleció el párroco de la iglesia de María Inmaculada, en el barrio de Altagracia. Uriel Sandi Gutiérrez, quien sería enterrado en su ciudad natal Masatepe, Masaya.

Iglesia solicita ayuda para el sostenimiento del Canal y Radio Católica

Asimismo, en la madrugada del 15 de agosto falleció el padre. Julio de los Santos Dávila de la parroquia San Antonio en Monte Tabor, Managua.

Maestros mueren por síntomas relacionados con el coronavirus

Por otro lado, docentes pasaron a formar parte de la lista de víctimas del COVID-19 luego de que circulara información sobre la muerte del docente en las redes sociales. Laura Ann Lewan de origen estadounidense y que trabajó en la ciudad de Estelí como profesora de inglés en una academia. Según amigos cercanos del profesor, su muerte fue causada por complicaciones del nuevo coronavirus.

Es demasiado grande y duele mucho. Teníamos grandes planes hermana, te amo y te extrañaré para siempre », dijo Kim Bell Ho, hermana de la maestra Lewan, en sus redes sociales.

Según el representante de la Unidad de Unión Magisterial (USM) en Granada, dijo a Nicaragua Investiga que los docentes de esa ciudad fueron atendidos por médicos privados y otros recibieron un «subsidio» por presentar síntomas de COVID-19 luego de finalizar las fiestas patronales organizadas por la comuna sandinista.

Maestros bajo amenaza para asistir a actividades patrias a pesar de pandemia

“No se escuchan muertes, pero hay muchos contagiados, y algunos que tenían hasta un mes de subsidio, en cambio, advierten a otros que es gripe y los mandan a trabajar. Un colega bibliotecario que tiene síntomas de COVID viene a trabajar porque no le dan un subsidio ”, dijo.

La profesora Leyla Aurora Toruño, de 47 años, del Colegio San Jerónimo de la comunidad de Susucuyán en Jícaro, Nueva Segovia, falleció luego de luchar durante varias semanas por su vida por complicaciones respiratorias.

La semana pasada también se conoció el fallecimiento de un docente en el municipio de San Isidro, en Matagalpa, relacionado con la pandemia.