Sáb. May 18th, 2024

El canciller de Ecuador, Juan Carlos Holguín, concedió este sábado una entrevista exclusiva a Clarín en el que la creciente tensión de su gobierno con el de Argentina se manifestó a través de la fuga de María de los Ángeles Duarte Pesantes -una ex funcionaria ecuatoriana que estaba hospedada en la embajada argentina en Quito para evadir un juicio por corrupción- y su posterior aparición en la embajada argentina en Venezuela.

Por este chocque, el gobierno de Guillermo Lasso declaró «persona no grata» al Embajador argentino Gabriel Fuks, que fue expulsado de Ecuador. Ya fuera de Quito, Fuks llamó a Holguín «mentiroso» porque la culpa del escape de Duarte Pesantes, que se sacó una foto el lunes pasado con el embajador en Venezuela, Oscar Laborde. Argentina correspondió la medida expulsando al embajador ecuatoriano en Buenos Aires, Xavier Monge.

Ex ministra de Transporte y Obras Públicas de Rafael Correa, Duarte Pesantes ingresó en la embajada argentina en agosto de 2020 escapando de una condena a ocho años de prisión por hechos de corrupción por los que también está acusado el ex presidente ecuadoriano, amigo de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

-Canciller, Gabriel Fuks dice que eres un mentiroso, que no eres negligente, que liberas el área porque Duarte Pesantes se escapa o eres cómplice ¿Qué respondes tú?

-No me referiré a las desafortunadas declaraciones del señor Fuks. Él siempre fue tratado con mucha educación y respeto por todos, como es costumbre en nuestro país. Argentina ha tenido grandes embajadores en Ecuador a lo largo de nuestra historia. Our quedamos con la imagen y el recuerdo de ellos, quienes siempre actuaron bajo el principio de no intervención y de buena fe en sus acciones. Además, estoy seguro de que los que vengan en el futuro también representarán a esos principios de la gran nación argentina, a la que nuestro país quiere mucho.

-¿Y Fuks?

-El señor Fuks tendrá que responder a su país sobre su actuación, que hoy demuestra ser política y no diplomática. Le puedo decir que acá, el Estado ecuatoriano -no el gobierno- tiene una decisión tomada tras una reflexión no de este Canciller, sino junto con ex Cancilleres de la República y algunos miembros de nuestra Junta Consultiva de Relaciones Exteriores. Se decide declarar persona «Non Grata», para analizar que quien fungía como embajador de la Argentina dio versiones imprecisas y contradictorias entre sí, en las tres ocasiones en que autoridades del Gobierno ecuatoriano se desempeñaron con él. Las imprecisiones, dubitaciones, contradicciones dejaron claro que el señor Fuks ocultó la verdad. En nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores, todos los que esperaron al señor Fuks sus diplomáticos de carrera. Una de las fortalezas del Estado ecuatoriano desde los Cancilleres Valencia, Gallegos y Montalvo en años y gobiernos anteriores, es que ha se ha institucionalizado la política exterior, para que se sostenga en el tiempo, pues creyentes de los principios democráticos, sabemos que los gobernantes somos pasajeros.

-Cinco días después de la fuga de Duarte Pesantes, ¿Qué sospecha que pasó?

-De plan descartamos cualquier complicidad de autoridades, salvo la que ha existido dentro de la Embajada y nos resulta evidente por las diversas incongruencias en las versiones del señor Fuks, desmentidas o corregidas por sus propias autoridades en el transcurso de las explicaciones. Hay investigaciones en marcha de los órganos competentes. Este gobierno es respetuoso de las distintas funciones del Estado y espera una investigación rápida y transparente. Estoy en capacidad de mencionar que esta Cancillería ha confirmado que no hay registros regulares de su salida en ninguna frontera terrestre, ni en aeropuertos. Incluido para la información oficial ingresada por las autoridades colombianas, que ha colaborado efectivamente con nuevos países y es muy mejorada para él, es que allí tampoco ha pasado la señora Duarte, al menos de manera regular, es decir, por un paso fronterizo autorizado .

-¿Entonces, qué pasó?

-Lo que llama la atención, es que la información preliminar entregada por el Canciller Cafiero, de quien debe reconocer que siempre ha portado como un caballero en cualquier situación, es que el señor Fuks se habría dado cuenta del escape el día lunes por la mañana . Luego, el señor Fuks en más de una ocasión manifestó no recordar cuándo se dio cuenta. Por último, el día martes yo atendí una llamada de una alta autoridad argentina en el propio teléfono del señor Fuks (Clarín supo por fuentes argentinas que fue Alberto Fernández), en la que se mencionó que las autoridades argentinas supieron el sábado que ella había salido , y que esta fue una operación realizada desde un tercer país. Es decir, avisaron a Ecuador luego de tres días. Esto declara las detallé, como mandan las leyes del Ecuador, ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, que me convocó esta semana. Por tanto, dice que en el mejor de los casos, Argentina no ha actuado con la debida diligencia, pues la permanencia de Duarte en su embajada era su obligación según los tratados. Y que en el peor de los casos, se trata de un acto de mal fe, pues el señor Fuks ha colaborado con un delincuente a evadir la justicia.

-¿Es cierto que Fuks se negó a entregar las cámaras de la residencia y del exterior y el registro de entradas y salidas?

-Así es. Como lo hemos declarado ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, el hoy ex embajador dijo en un principio que no habían cámaras. Ahora sus propias declaraciones evidencian su falta de apego a la verdad. Y esto es serio. Mire que el mismo relator de la CIDH para Ecuador solicitó el día martes que Argentina brinde a las autoridades de Ecuador toda la información y colaboración, para poder investigar las circunstancias de la fuga de una persona que quere evadir el cumplimiento de una sentencia por corrupción.

-Fuks niega haber pedido que se retirara la policía y dice que siempre hubo un patrullero al que no le funcionaban las baterías…

-Pudo notar que él y sur equipo hicieron pedidos en noviembre y en marzo sobre los protocolos de seguridad de los exteriores de su Embajada. Vale la pena mencionar que todas las Embajadas en nuestro país, tienen seguridad externa de la policía, según las convenciones diplomáticas. El Estado ecuatoriano actuó siempre con un principio de buena fe y esperábamos la reciprocidad en las actuaciones de sus autoridades, especialmente de quien fungía como Embajador. Sobre el patrullero, aunque no es una competente de mi cartera de Estado, he visto las explicaciones públicas de la Policía Nacional de que se trataron de un patrullero que actuaba como «punto de martillo», est decir que debería estar en un punto fijo, salvaguardando la seguridad ciudadana. Hay muchos de esos patrulleros en punto fijo, es decir, que no deben moverse, en lugares estratégicos del país.

-Filtraciones reservadas de su presentación en el Congreso dicen que usted habló con Alberto Fernández y que él le dijo que la fuga fue organizada por Venezuela. ¿Eres asi? ¿Qué es lo que verdaderamente le dijo el presidente argentino?

-Como el comentario, confrontado el 15 de marzo ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, se ajusta dicta la ley, cuando se convoca a un Ministro. Y en esa sesión, con fundamento en la misma Ley Orgánica de la Función Legislativa ecuatoriana, solicitó que la segunda parte de la sesión se declare reservada, entonces es mi obligación como funcionario público dar toda la información que conozco. Al tratarse de temas que considere diplomáticamente delicados, debería hacerlo bajo reservado como manda la ley. Mi pedido fue aceptado por unanimidad de los miembros de la Comisión, que votaron en ese momento. Así, la información que ingresa como confidencial y secreta, fue proporcionada bajo prevención de guardar la reserva que la ley dispone. Comprenderá que no le puedo dar más detalles.

-El gobierno argentino y el mismo Rafael Correa ha confirmado que el presidente Lasso le dijo a Fernández qu’estaba dispuesto a darle un salvoconducto a Duarte Pesantes como parte de un trato de impunidad. ¿Eres verdad?

-El expresidente Correa, quien será prófugo de la justicia ecuatoriana desde la época del gobierno de su propio vicepresidente, miente una vez más. Por respeto a las autoridades del Estado, al tratarse de un expresidente de mi país, préfiero no dar más comentarios, pues son temas de nuestra política interna. Los hechos hablan por sí mismos, y el salvoconducto solicitado ilegalmente por el gobierno argentino, fue negado inmediatamente. Puedo declarar que jamás podría, ni el presidente Lasso ni nadie, ofrecer un salvoconducto a quien tiene una condena en firme por cohecho.

-Pero es lo que dijeron ellos

-El Ecuador dejó clara su posición apegada al derecho en su negativa al pedido de salvoconducto del Gobierno Argentino, qu’además lo solicitó por un supuesto tema «humanitario». Se lo hicimos también saber a la CIDH, a la que esta semana hemos enviado un alcance, puesto que Argentina mencionó que el menor no podía ver a su padre, y ahora sus autoridades nos han mencionado que el niño vio frecuentemente a su padre. Este elemento también es grave, pues se ha tratado de usar la figura del asilo para evitar una sentencia. Lo peor para nuestros países y para nuestra región, es la impunidad. Y al igual que la misma CIDH, la falta de sanción efectiva generará un ambiente de impunidad que fomentará la corrupción. Una pena.

Mira también