Jue. Abr 18th, 2024
El Salvador: protestas, fracasos y desinformación sobre bitcoin
Los agricultores sostienen carteles con mensajes en contra de la adopción de bitcoin como moneda de curso legal durante una protesta a lo largo de la Carretera Panamericana en San Vicente, El Salvador. Foto: La Hora / AP

SAN SALVADOR / AP

Los servidores colapsaron y decenas de personas, incluidos políticos de la oposición, salieron a las calles para protestar contra la ley que hace que Bitcoin sea moneda de curso legal en El Salvador.

«Los servidores fallaron, más de un millón de personas intentaban descargar la aplicación de billetera Chivo y todavía estaba funcionando, todavía hay problemas», dijo Kike, uno de los jóvenes que trabaja en Chivo Points, donde ayuda a las personas a usar los dispositivos electrónicos de la billetera. .

El presidente Nayib Bukele, quien usa su cuenta de Twitter para orientar a las personas sobre cómo descargar la aplicación electrónica y usarla, advirtió que en las primeras horas de su entrada en vigor, la billetera Chivo no funcionaba y se había desconectado para aumentar la capacidad del servidor.

Muchos de los salvadoreños se sintieron frustrados por no poder descargar la aplicación, y algunos de los que lo hicieron no pudieron usar el bono de bitcoin de $ 30 que les da el gobierno.

Pero la frustración también golpeó a Garth Kiser, un estadounidense de 43 años de Oregon, Illinois, que fue al cajero automático de Chivo con la intención de comprar bitcoins «pero yo no pude».

«Quería hacer una prueba, cambiar dólares por bitcoins, pero la máquina no funciona, volveré», dijo a la AP el hombre que hablaba en español.

Kiser dijo que vino al país con un grupo de amigos con los que planean quedarse por un tiempo “para ayudar a los salvadoreños a administrar bitcoins. Lo he estado usando durante mucho tiempo ”.

Uno de los periodistas de AP que bajó la billetera de Chivo visitó uno de los restaurantes Starbucks en las afueras al oeste de San Salvador, pero no pudo realizar la compra.

La joven de la cajera explicó que del bono de bitcoin de $ 30 tienes que transferir al menos un dólar a un amigo u otra persona y «ahora puedes comprar o pagar lo que quieras».

Agregó que si aceptan “no solo la billetera Chivo, pueden pagar con otras billeteras. Somos una empresa internacional con otros restaurantes de comida rápida y aceptamos bitcoins ”. Tres cadenas internacionales de comida rápida también han confirmado a AP que aceptan pagos con bitcoins.

Para asegurar la implementación de bitcoin, el Congreso unicameral, controlado por el partido Nuevas Ideas del presidente Bukele, aprobó un fondo de $ 150 millones que se utilizará para hacer efectivo el título que el gobierno otorgará a los salvadoreños para incentivar su uso y el de la electrónica Wallets Chivo. con el que puedes convertir criptomonedas en dólares.

Bukele explicó que con Chivo los salvadoreños podrán aceptar pagos en bitcoins o dólares, recibir dinero de familiares o amigos y enviar o recibir remesas sin pagar comisiones. Aclaró que nadie está obligado a descargar esta aplicación y que, si así lo decide, puede seguir enviando remesas por los medios tradicionales y seguir pagando comisiones. «No hay problema», aseguró.

Carlos Soriano, de 29 años, acudió a uno de los cajeros automáticos ubicados en un centro comercial de Santa Tecla, al oeste de la capital, pero no pudo retirar el dinero que un familiar le había enviado desde Estados Unidos.

“Recibo remesas y ya me enviaron las de este mes, pero no recibí el dinero. Dicen que no funciona, vuelve más tarde o mañana ”, dijo a AP.

Dijo que sus familiares le dijeron que no estaban pagando comisión por enviar el envío. “No pagan nada, no hay comisión”, pero no puedo retirarme, agregó.

Oscar Cosme, un empleado de 37 años, es uno de los que logró descargar la aplicación, pero tuvo que ir a Punto Chivo a pedir ayuda porque no podía usar el bono.

Comentó que le han dicho que la billetera está en reparación y que debe esperar para usarla.

Cosme dijo que descargó la aplicación «por curiosidad y por un bono», pero expresó su preocupación porque «dicen que al descargarla, el gobierno nos está espiando».