Mar. Jul 16th, 2024
La fabulosa biblioteca del diario La Prensa en manos de Ortega

Un ex reportero de La Prensa dice que «la historia perdura cuando hay registros» de hechos, de ahí la importancia de preservar la biblioteca del periódico.

La historia de Nicaragua durante los últimos cien años fue contada por el diario La Prensa. No hay mayor testimonio y registro fotográfico de los hechos históricos ocurridos en el país desde la fundación del periódico, en 1926.

Intervenciones militares, dictaduras, revoluciones, terremotos, huracanes, escándalos de corrupción, delitos mayores, crisis económicas, personajes que marcaron la vida social, artística, política o deportiva, encontrarás en las páginas de los periódicos antiguos que la Hemeroteca protege como tesoro el presionar.

Pero este extraordinario viaje al pasado está en peligro. El 13 de agosto de 2021 sus instalaciones fueron invadidas por los gobiernos de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y desde entonces se desconoce el estado de estos valiosos documentos.

La gran pregunta que muchos se hacen es: ¿qué hará Ortega? Desde hace más de 40 años, La Prensa relata la forma en que ejerce el poder político y escudriña su vida, la de su esposa e hijos, mostrando a los nicaragüenses muchos de sus secretos, crímenes, conflictos personales y escándalos.

Las casas confiscadas por Daniel Ortega en 1979

Una gran fuente de información.

En esta librería no solo se encuentran las páginas antiguas de La Prensa, sino también ediciones de revistas y periódicos que ya no están en circulación, como Novedades, La Noticia y La Tribuna. También existen ediciones de Magazine Magazine que desde 2004 publica perfiles, reportajes e historias de gran profundidad. Asimismo, guarda fotos de eventos importantes que nunca fueron publicados.

Un periodista que trabajaba para el periódico y que nos pidió que omitiéramos su nombre destacó la importancia de la hemeroteca del periódico para el periodismo. Explicó que cuando fue a revisar los periódicos antiguos se dio cuenta de la escala del trabajo que estaba haciendo, ya que en el futuro habría otros periodistas que, como él, buscarían sus reportajes para reconstruir hechos de la historia.

Los archivos necesitan un cuidado especial

Un experto en el manejo de este tipo de material dijo, bajo condición de anonimato, que tanto las copias periódicas como el valioso archivo fotográfico deben estar en diferentes condiciones.

“La conservación de estos periódicos requiere unas condiciones muy especiales porque, como todo lo demás, el calibre del papel y la impresión cambian con el tiempo. Esto depende de las condiciones específicas que deben tener los registros, algunos sujetos a deterioro por luz, cambios de temperatura, el manejo físico que se hace con ellos, insectos del papel, humedad, hongos, niveles de acidez que si no se introducen contaran, pueden acelerar su deterioro ”, indicó.

Dijo que La Prensa tenía estas condiciones especiales, pero ahora después de la «desamortización del local» desconoce qué nuevas medidas se tomaron.

Al respecto, dijo que duda mucho de que quien se encuentre en el edificio pueda mantener estas condiciones o que las conozca. “Después de todo, su correcta conservación o daño depende no solo de estas condiciones, sino de la capacidad del personal para reconocer estas necesidades”, enfatizó.

La Prensa suspendió su circulación en la versión impresa el 12 de agosto. Archivo NI
▶ ¿Qué estudiaron Daniel Ortega y Rosario Murillo?

¿Se atreverá Ortega a cometer un memoricidio?

Si bien el ex periodista de La Prensa no cree que el gobierno de Ortega destruya los archivos, dijo que si eso sucediera sería una gran pérdida, al tiempo que advirtió que el hecho de que se pusiera en línea hoy no es garantía de que duren. «A veces creemos que porque escribimos en un medio digital durará toda la vida, pero son efímeros cuando no puedes mantener una página web, cuando no puedes mantener un canal de YouTube …» mientras «físico, el papel está ahí, si alguien lo guarda ”, enfatizó.

Garantizó que si el gobierno los destruyera «sería algo orwelliano», en referencia a la novela 1984 de George Orwell, en el que un régimen totalitario «destruyó la historia y la reescribió».

En esto coincide el experto, quien recordó que el robo o destrucción de materiales ha sido utilizado por los regímenes más perversos para humillar a sus opositores. “Han estado haciendo esto desde los invasores españoles, los nazis, incluso las guerras de los Balcanes… todos con el mismo objetivo, negando a estos grupos la capacidad de recordarse a sí mismos. Imagínense que de un día para otro Nicaragua solo se puede pensar o interpretar con su mirada y aprobación (los sandinistas), eso es lo que buscan con la toma de La Prensa, no solo negando el derecho a la libertad de expresión, pero negando a la sociedad que pueda pensar en sí misma de manera autónoma y partidista ”, enfatizó.

“Hay un término que se empezó a acuñar recientemente, pero que nos ayudaría a entender lo que estamos viviendo: memoricidio. Consiste en aniquilar la memoria o la historia de otros, borrándolos. Negarles el pasado también es un crimen de lesa humanidad ”, subrayó el experto.

Los protagonistas de las historias están muriendo

El exreportero de La Prensa dice que «la historia perdura cuando hay registros» de los hechos y que ahí radica la importancia de preservar la hemeroteca del periódico.

“Eliminar un registro es borrar parte del historial, ¿cómo se pueden verificar los datos más tarde? De momento es simple, porque hay cosas que le puedes preguntar a alguien, y cada vez menos (porque) en la Revista decíamos eso, y las fuentes se estaban muriendo (…), todas estas personas se están muriendo y lo que queda de ellos. es lo que escribieron, lo que publicaron, los libros. Imagínense si se borrara todo eso, no podríamos reconstruir la historia ”, enfatizó.

En este punto, dijo que se pueden «reconstruir hechos» de los años setenta y ochenta, porque los que fueron protagonistas siguen vivos. “Pero estos protagonistas se están muriendo y lo que queda es lo que está escrito, lo que se verifica, las distintas versiones”.

“Este trabajo está perdido y te quedas sin historia”, advirtió.

El caso del archivo 100% News

El miedo a lo que pueda pasar con la biblioteca periodística de Prensa no es infundado. El 21 de diciembre de 2018, la Policía invadió violentamente Canal 100% Noticias, deteniendo a su director y propietario, Miguel Mora, y a la oficial de prensa Lucía Pineda. El edificio, las cámaras, el equipo y los archivos quedaron en manos del gobierno. Entre los archivos se encontraba un espectacular compendio de las protestas antigubernamentales de 2018. El canal transmitía prácticamente las 24 horas del día todo lo que sucedía en el país. Se desconoce el destino de estos archivos.

Tras la incautación del 100% de Noticias, se desconoce qué sucedió con el archivo histórico de la cadena de televisión. Expediente.

Incertidumbre en los trabajadores

Desde el 13 de agosto se reanudaron las instalaciones de La Prensa. Aunque el diario sigue funcionando digitalmente, la incertidumbre de lo que pueda pasar la padecen cientos de trabajadores.

“Somos más de 200 colaboradores o empleados de LA PRENSA, distribuidores, voceros, muchos de ellos padres y madres de familia que el único ingreso que tenemos para sostener nuestros hogares y sustentar a nuestros hijos es el salario que ganamos en esta empresa, que es amenazados por la falta de materia prima para seguir trabajando ”, afirmaron en nota difundida el 15 de agosto.

Estar desempleado es solo uno de los miedos, ir a la cárcel es otro.