Mar. Jul 16th, 2024

Los familiares publicaron fotos de la niña en las redes sociales para identificarla y brindar información sobre su paradero.

Al amanecer de este viernes una niña de 11 meses fue secuestrada por sujetos a bordo de una motocicleta cuando se encontraba en la casa de sus abuelos maternos en Matagalpa, según informan los medios locales.

Según testimonios familiares, la bebé Aitana Montserrat Lara Benavides fue secuestrada por una pareja (hombre y mujer), que viajaban en una motocicleta negra de la marca Raybar. La policía todavía está buscando a los chicos.

Desapariciones de niñas y mujeres. Conozca el impacto psicológico y social que tiene

La mujer fue identificada como de complexión robusta, entre 40 y 48 años, mientras que el hombre que conducía la motocicleta lo describió como un joven delgado, alto y moreno que, al robarle la menor, partió hacia un destino desconocido.

Los familiares publicaron fotos de la niña en las redes sociales para identificarla y brindar información sobre su paradero. «Por favor, ayuden a encontrar a la niña», suplica un familiar en su perfil de Facebook luego de que la noticia se difundiera rápidamente por la ciudad norteña de Nicaragua.

Los familiares del niño piden información para encontrar a los sujetos que secuestraron al bebé. Foto: Redes sociales

Los sospechosos fueron avistados a 20 minutos de donde tuvo lugar el robo.

Yamileth Gonzales, Una vecina de la familia afectada, dijo a medios locales que a través de un video “pudimos ver cuando sacaron a la niña desde el interior de la casa. Estaba, creo, en la acera y una pareja se le acercó, la mujer la tapó con una manta y se dirigió hacia Jinotega ».

De acuerdo con Anixa Hernandez, la tía del bebé, la familia conoció a algunos sujetos con las mismas características cerca de las comunidades de Parcilas y Las Carmelitas, ubicadas a 20 minutos de Matagalpa.

Cuentas de niña desaparecida se reactivan para insultar a familiares en su búsqueda

«Lo último que sabemos es que vieron a una señora morena y obesa, así que debemos alertar a la población para que nos ayuden a encontrar a mi sobrina», dijo.

El padre de la niña trabaja como repartidor y la madre trabaja en un restaurante, por lo que la menor está al cuidado de sus abuelos.