Jue. Jun 20th, 2024

El ministro de Seguridad de Alberto Fernández dice que la organización de Máximo Kirchner hace «trapisondas» y «busca formas de esmerilar» al Presidente. Y la acusó de que «fueron para atrás» en las elecciones de 2015. Su teoría de las hortalizas.

Fiel a su estilo verborrágico y sin esquivarle al chocque, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernándezarruinó un Pegarle en La CámporaAsegúrese de que la agrupación «no goza de mucho respeto» y que los seguidores de Máximo Kirchner el hacen «todo tipo de trapisondas» al presidente Alberto Fernández. Por si fuera poco, hasta los acusó de cir en 2015 que no querrían ganar las elecciones.

En diálogo con C5N, el exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner, se la garró sin filtros con la organización creada por su hijo y actual diputado cuando pasó una cinta de uno de los lugartenientes, Andrés «Cuervo» Larroque, que decía que «sería rara «que el Presidente compita en las PASO y gane cuando «tiene 5 puntos».

«Pero ya que es raro, concurso y gala. Si es que te da el cuero para ganarle», se envalentonó Aníbal Fernández, quien dijo que a Larroque «lo mandan a chumbar»en un tiro por elevación al kirchnerismo más cristinista.

En ese sentido, Fernández volvió a reiterar una caracterización del ministro de Axel Kicillof, al que ya le había puesto un mote canino. «Es un cusco eso lo mandan a morder los garrones al presidente. Lo Mandan. Está pretendiendo que por determinadas razones corro y no stando cristina [Kirchner], otro dedo ponga un alga de sus amiguitos un candidato para el mar Y yo no de acuerdo con eso. Estoy convencido de que en todas las condiciones, con Cristina inclusive, se tiene que competir”, declaró el funcionario del Gabinete.

Y sentencia sobre la agrupación de Máximo Kirchner: «Estoy en contra de que a un presidente peronista el hagan todas las trapisondas posibles«.

«La agregación de chicos no podés mencionarla en ningún lado y entre los colegas de ustedes lo saben que es así. No gozan de mucho respeto porque han hecho muchas trapisondas», insistieron, sin eufemismos.




Alberto Fernández (d) y Aníbal Fernández, cuando asumió como ministro de Seguridad. Archivo fotográfico / EFE

Cuando su interlocutor el marcó que los miembros de La Cámpora ya no son «chicos», Aníbal ironizó: «Es una manera afectiva de mencionarlos». «Han buscado formas de esmerilarlo [a Alberto Fernández] tantas veces como han podido al Presidente. ¿Con qué objetivo?«, se quejo.

Si faltaba alguna arista, Aníbal Fernández acusó a La Cámpora de no querer ganar en 2015 las elecciones. «Ellos lo decían, no yo. En sus reuniones internas. Reuniones donde siempre hay una montaña de infieles que comen y te cuentan. No es novedad eso», sostuvo y remató: «Yo no dije que jugaron para atras. Digo lo que decian ellos«.

Aníbal Fernández, las elecciones 2023 y la teoría de las hortalizas

Aníbal Fernández esboza una metáfora del puchero y las hortalizas para analizar al Frente de Todos.  Foto Navidad Inteligente


Aníbal Fernández esboza una metáfora del puchero y las hortalizas para analizar al Frente de Todos. Foto Navidad Inteligente

Respecto de las próximas elecciones, el ministro de Seguridad aseguró que él eres sinceropara suscribirse a la reelección presidencial. Para ello, el importante restaurante ha que alberto fernandez no «mida» en las encuestas. Y lo hizo con una teoría particular

«Va a medir. Porque lo que no se puede evitar es que el puchero con el que vamos a las elecciones recién va a tener sus hortalizas a fines de mayo. Todo el mundo quiere imaginar que va a pasar a fines de mayo”, explicó su teoría, metáfora y referencia a la gastronomía campechana a que gusta ufanarse.

El ministro marcó que habrá que «competir en las PASO». “Cualquiera que quiera competir, tiene que hacerlo contra el Presidente”, determinó.

Dilo Cristina Kirchner bajo sola al decidir que vamos a aplicar. «No dice las cosas por decir, si dice que no va a ser candidata es porque no va a ser candidata. Entonces, aparece un montón de personajes que dicen lo de la proscripción…», continuó.

«No existe proscripción, hoy. No hay proscripción. No hay que ser un jurista. Si lo quieren usar como slogan, úsenlo. No está proscripta, lo que sí es injusto a todo lo que se la somete porque si quisiera competir, conspira contra su mejor desempeño. Todos los agravios a la que es sometido permanentemente», siguió.

No obstante, rescató a la vicepresidenta en el frente judicial que la apunta en múltiples causas de corrupción. «Que todo lo que puedan decir… la realidad es que Cristina es inocente. No tengo dudas. Acompañaría su visión, sin ninguna duda. Ahora, si Cristina, como la conozco, dice que no va a competir, es que no va un competidor», concluyóyó.

Mira también