Mié. Jun 29th, 2022
    El Caribe de Nicaragua casi un año después de los huracanes Eta e Iota

    La migración, la pobreza y la desolación han aumentado en el Caribe nicaragüense casi un año después de que azotaran dos poderosos huracanes.

    En diciembre, un mes después del impacto de dos poderosos huracanes en Bilwi, en la costa caribeña de Nicaragua, Oscar Selva tomó la decisión de irse de casa con su madre para emigrar a Managua.

    Aunque tardó unos 500 kilómetros en llegar a la capital, cree que merece la pena ver un panorama menos lúgubre que el que dejó tras el paso de los fenómenos naturales.

    Imagen de archivo del paso del huracán Iota en el Caribe de Nicaragua. Nicaragua Research / NI

    “Vine aquí hace unos meses en busca de oportunidades porque la situación allí era terrible por los huracanes y la pandemia. Hay mucha desigualdad y vine a la capital en busca de oportunidades y para superarme ”, dice Selva, quien ahora vive con su hermana, quien también emigró al país. voz de America.

    Solo seis medios independientes quedan en Bluefields

    El paso de los fenómenos naturales y la pandemia incrementaron aún más la pobreza en la zona, considerada una de las regiones con mayor desigualdad en Nicaragua, según datos del Mapa de Pobreza.

    Selva es licenciado en Contaduría y Finanzas Públicas, pero es él quien no garantizó que encontraría trabajo en la zona debido a la falta de inversiones y empresas en la zona.

    “Vi a mucha más gente que venía del Caribe. Allí no hay empresas, hay desigualdad, hay personas desplazadas al Pacífico que es, entre comillas, la región más desarrollada del país ”, lamenta.

    A principios de noviembre de 2020, los huracanes Eta e Iota, categorías 4 y 5 respectivamente, impactaron a Nicaragua y afectaron al 60% del territorio, en particular a la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN).

    Según datos de ReliefWeb, un portal de información humanitaria, alrededor de 490.000 personas se vieron afectadas por daños en los sistemas de suministro de agua potable y las instalaciones de saneamiento debido al paso de huracanes.

    El número de viviendas dañadas o en estado de vulnerabilidad llegó a 230 mil personas.

    ¿Cómo está afectando el cambio climático a Nicaragua?

    El científico Jaime Incer Barquero, quien se desempeñó como asesor de la presidencia de Nicaragua en temas ambientales, comentó: MOSCA que la nación centroamericana, como todos los países del mundo, padece un clima totalmente alterado y parte de esto se debe a que el territorio ha sufrido una extensa deforestación durante muchas décadas.

    Ortega manda a modificar el Presupuesto General para comprar vacunas anticovid

    “Esto significa que las lluvias, al impactar directamente los suelos, producen grandes inundaciones, deslizamientos y este tipo de causas”, explicó.

    “El año pasado tuvimos dos huracanes con casi 15 días de diferencia y más intensos. Podríamos decir que Nicaragua, por su posición geográfica, por su estrechez territorial, por los océanos tropicales que nos rodean tanto en el Pacífico como en el Mar Caribe, estamos sujetos a cambios dramáticos en cuanto a temperaturas y precipitaciones ”. Añadió.

    Si bien el cambio climático es un fenómeno global y “Nicaragua no representa” un gran problema en el cambio climático, porque nuestro territorio es pequeño ”, pero a pesar de nuestra pequeñez, nuestro territorio es muy vulnerable a sufrir estos extremos de temperatura y humedad.

    “Con la extensa deforestación que ha existido en Nicaragua desde hace décadas, por lo que la cubierta forestal que antes podía mitigar el impacto de la lluvia o filtrar las aguas subterráneas en lugar de correrlas, porque ahora estamos expuestos a peligros que son dañinos para la agricultura, dañando propiedades, infraestructura , puentes, carreteras, calles, poblaciones y ciudades que podrían, como sucedió en Guatemala, sufrir deslizamientos de tierra, con personas enterradas en estos deslizamientos de tierra ”.

    No hay datos sobre la migración de huracanes.

    El ambientalista Amaru Ruiz señala que muchas de las personas que viven en la costa fueron desplazadas a la fuerza debido a la vulnerabilidad en la que viven debido a que la zona es insostenible debido a los constantes huracanes.

    Aunque no se sabe cuántas personas se han trasladado de las comunidades caribeñas «es importante decir que el cambio climático en el mundo (…) está provocando un desplazamiento de poblaciones vulnerables».

    ¿Qué pasos se pueden tomar?

    El científico Jaime Incer Barquero destaca que poco se puede hacer para tomar medidas paliativas ante el cambio climático y los efectos que tiene en las zonas y agrega que es una responsabilidad «no solo del gobierno, sino del pueblo».

    Una pareja regresa a su casa en Halouver después del huracán Iota / Foto: Inti OCON / AFP)

    “La gente tiene que hacer su parte. Deja de seguir demoliendo bosques, explorando los últimos bosques que quedan. Aquí está el concepto falso de que la reforestación es solo sembrar. Son comportamientos típicos del gran desconocimiento que existe sobre el manejo renovable de los recursos naturales ”, dijo.

    En unos quince minutos, una persona puede arrancar un árbol con una motosierra, pero si se planta ese árbol, se necesitan «15, 20, 30, 50 años para convertirse en lo que era».

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *