Mié. Jun 29th, 2022
    El impacto de la caída de WhatsApp, Facebook e Instagram

    El lunes pasado, un apagón de varias horas en Instagram, Facebook y WhatsApp llevó a muchos en la región y alrededor del mundo a sentir cuánto dependen de estas plataformas.

    Parte de la vida y desempeño económico de miles de personas en América Latina y el mundo se detuvo esta semana con el plataformas que caen Facebook, Instagram y WhatsApp, que suelen ser vehículos para atraer y proteger a los clientes.

    El incidente que duró unas seis horas también afectó a American Facebook, que perdió alrededor de $ 6 mil millones de capital debido a la caída de sus acciones el lunes.

    Imagen del logotipo de WhatsApp vista desde un teléfono móvil. Archivo / NI

    Alejandro Useche, economista de la Universidad del Rosario en Colombia, quien explicó a voz de America que el apagón tecnológico repercutió negativamente en la empresa dueña de WhatsApp e Instagram al caer un 4,99%, lo que se tradujo en una pérdida para Mark Zuckerberg, por la devaluación de sus acciones.

    El experto señaló que la pérdida del lunes ascendió al 7,74% en los últimos cinco días y al 13% en el último mes, debido a problemas de la empresa, incluido el uso de información.

    El efecto de este apagón de las redes sociales se sintió con mayor fuerza en las bolsas de valores de México, Brasil y Chile, según el análisis de Useche.

    Imagen referencial. AFP / NI

    En la Bolsa Mexicana de Valores el índice MexBol cayó 0.42%, mientras que en la Bolsa de Valores de São Paulo el índice Bovespa cayó 2.22% y en Santiago de Chile el índice Ipsa cayó 2.11%; En Colombia el impacto no fue negativo y esto se debe a que no existen empresas de tecnología listadas en la Bolsa de Valores de Colombia.

    “La bolsa de valores colombiana está muy orientada a las empresas de hidrocarburos, el sector financiero y las empresas de alimentos, nuestra bolsa de valores no es una bolsa de tecnología, esta es una de las grandes razones por las que no hubo gran impacto”, dijo.

    Twitter explota de memes tras la caída de WhatsApp, Instagram y Facebook

    A su vez, la presidenta de la Cámara de Comercio Electrónico, María Fernanda Quiñones, indicó que la caída de las redes sociales ha impactado en el desarrollo del comercio electrónico, ya que es una herramienta fundamental en todo el proceso de reactivación económica en Colombia, a las pequeñas y medianas empresas. emprendimiento.empresas medianas.

    «Es una ruta por la que se desarrolla el comercio electrónico porque hacemos de esta interacción social la posibilidad de transformarla en una transacción comercial», agregó.

    “Como ecosistema, tuvimos un impacto muy fuerte, ya que recién el lunes comenzamos el día de activación de ventas del Cyber ​​Monday, que es un programa para activar el desarrollo de todo el ecosistema y, por supuesto, no Tener la red disponible supuso recurrir a otro tipo de herramientas para poder dar a conocer la jornada y hacerla extensa ”, enfatizó.

    La caída de las redes, ¿una advertencia?

    Pero la caída de las redes también implica una advertencia sociológica.

    Según Carlos Charry, director de la Maestría en Estudios Sociales de la Universidad del Rosario, “lo que demuestra es que bloquear las redes sociales es la fuerte dependencia que construimos de ellas. No solo en términos económicos, sino en términos de decisiones políticas, económicas, empresariales o incluso familiares, pasan por estas redes sociales a diario ”.

    “Son casi tipos de relaciones, o tipos de trabajo, tipos de interacciones que solo fluyen en las redes sociales, y se vuelve prácticamente como si fuera una extensión de nosotros, y si pasa algo más serio y definitivo, parece que la sociedad no podría Trabajar sin estas plataformas ”, dijo el experto.

    El impacto se sintió en los bolsillos

    La empresaria colombiana Samara Yepez, propietaria de S&Y Entertainment Group, en Los Ángeles (California), dijo al voz de America cómo la caída de las redes sociales arruinó una jornada laboral que no recuperará, que provocó daños cercanos a los US $ 10 mil y que la obligará a buscar nuevas licencias en la ciudad, que ya tenía para hacer su trabajo televisivo.

    “A raíz de la pandemia tuvimos que reinventarnos y para grabar un comercial de televisión tuvimos que cambiar los procesos. Los interesados ​​deben grabar un video y enviarlo por WhatsApp, seleccionamos los elegidos, aquí viene otra etapa con un nuevo video, y esta tarea fue una que no pudimos realizar, porque no teníamos comunicación para recibirlos, y había Varias personas de otros estados, pero con la caída de las redes, ahora tenemos que coordinar nuevas fechas. Ya se contrató el plató de grabación, el alquiler del club, los maquilladores y eso genera una pérdida de alrededor de US $ 10 mil ”, dijo.

    Exempleada acusa a Facebook de «operar en las sombras»

    En Colombia, Laura Acosta, propietaria de Ediciones Laura Acosta, no pudo vender el producto estrella de su empresa, la Santa Biblia, porque cuando intentaba cerrar un trato con un cliente de un pequeño pueblo del Meta, las redes sociales y el negocio se cayeron. . ha sido suspendido.

    Con este negocio, Laura creó la familia y sabe que afortunadamente fue solo por un tiempo que estuvo desconectada de los clientes, pero cree que debería buscar otra red social que no pertenezca al mismo dueño.

    «No hice nada. Me vi obligado a tomarme un día de vacaciones, porque no solo no puedo vender, sino que tampoco podía cobrar y no sabía quién me pagaba o no, porque a través de WhatsApp me envían me una foto del recibo de pago. «él.

    Imagen de los logotipos de las redes sociales Instagram y Facebook, además de la aplicación de mensajería WhatsApp. AFP / NI

    El lunes se dedicó a su hija, María José, y esperó un día más para recuperar la venta de 15 o 20 Biblias diarias, lo que representa una facturación de dos millones de pesos.

    Nayiber Pérez es otra de las personas afectadas por el apagón tecnológico, en el departamento del Meta, que la obligó a cambiar de actividad durante el día sin redes sociales.

    “A menudo vendo ropa por catálogo, perfume e Immunocal, un producto dietético que ayuda a estimular el sistema inmunológico. Las ventas por catálogo pueden llegar a los 200.000 pesos (unos $ 52,5) y una caja de Immunocal cuesta 300.000 pesos (el equivalente a unos $ 78,8), pero ayer tuve que venderlo en un escaparate y aprovechar para compartir más con mis hijos y mi mascota ”, agregó.

    ‘Pandora Papers’ exponen activos offshore de jefes de estado y gobierno

    Jorge Fernández es un empresario que tiene un negocio que le permite personalizar objetos como camisetas, gorras, gafas y otro tipo de artículos, pero con la baja indica que no ha obtenido ingresos. Su taller está ubicado en la ciudad de Villavicencio, ubicada a una hora de Bogotá.

    “Durante la caída de las redes sociales, mi empresa Serendipia, que es una empresa personalizada, perdió dinero porque es una tienda virtual, entonces todo se hace por Instagram y Facebook, al no tener estas dos plataformas, fue difícil y no generamos cualquier tipo de ingreso, un día se perdió totalmente ”, explicó, señalando que no tenía pérdida, pero no tenía ingresos.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *