Mar. Jul 16th, 2024
El Madrid marca un intercambio de goles con el trío del Celta y Benzema
Karim Benzema (derecha) del Real Madrid no marcó durante el partido contra el Celta de Vigo. Foto La Hora / Manu Fernández / AP

El Real Madrid goleó (5-2) este domingo al RC Celta, en la cuarta jornada de LaLiga Santander, disputada en el nuevo Santiago Bernabéu, aún por terminar, habiendo sido golpeado y alcanzado por Benzema y Vinicius como excelente, aunque descuidando mucho hacia atrás.

Desde el 1 de marzo de 2020, no hubo fútbol en el templo blanco, y la vuelta fue con goles, salsa de este deporte. El Madrid mantiene así su posición en la cima de la tabla con 10 puntos y un buen comienzo de temporada con los franceses y brasileños encajados.

Sin embargo, Carlo Ancelotti no estará del todo contento, ya que su mayor insistencia en cada rueda de prensa es el trabajo defensivo. Allí, el Madrid falló, emocionado en el intercambio de golpes y sabiendo que en esta batalla tenían la ventaja.

El inicio fue muy bueno en cuanto a actitud, pero el primer regalo o error fue el gol de Santi Mina a los cuatro minutos. Otro a los 20 estuvo cerca de costar el 0-2 de Aspas, pero Nacho lo salvó. El Real Madrid miró mucho hacia arriba, pero encontró el gol, o mejor dicho, Benzema en el sitio adecuado (1-1).

Ancelotti volvió a pecar y el Celta plantó el 1-2 a través de Cervi. El partido fue de ida y vuelta, aunque al Madrid le costó encontrar a Modric en el centro o marcharse con menos dudas. El Celta recuperó la confianza en los goles, pero perdió en el descanso con un cabezazo de Benzema.

El delantero remató con un centro medido de Miguel Gutiérrez nada más reanudarse el partido y en el minuto 55 Vinicius, tras el galo, completó la recuperación. El brasileño, que celebró saltando a la grada, definió con pausa y calidad, un ejemplo más de que se está convirtiendo en un jugador importante esta temporada.

Era hora de cambios, descanso para un Hazard que dejó ritmo y optimismo en el enfrentamiento con la afición blanca, y al Celta le tocó el turno a Nolito. El andaluz marcó varias veces pero no hubo más vueltas en Benabéu. Camavinga debutó en el Madrid y lo hizo con un gol a los pocos minutos.

Una jugada de Modric en pos del gol dejó el rebote para que el joven francés debutara con el gol. Vinicius rodó otro en el área celeste, provocando un penalti de Denis Suárez que convirtió Benzema. Una victoria para bendecir el nuevo estadio y un nuevo paso en falso para el Celta que solo tiene un punto.