Lun. Ago 8th, 2022
    España lanza ofensiva sobre suministro crucial de gas desde Argelia
    El ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, hace comentarios mientras lee una declaración del presidente argelino. Foto La Hora / AP / Fateh Guidoum.

    España lanzó una ofensiva diplomática para preservar su suministro crucial de gas natural argelino después de que los precios de la energía se dispararan en todo el mundo y cuando el deterioro de las relaciones entre Argelia y Marruecos amenazaba con interrumpir la cadena de suministro de gas en el norte de España. África.

    En la última medida para cortar sus relaciones comerciales y diplomáticas con el vecino Marruecos, Argelia planea cerrar el gasoducto que suministra aproximadamente la mitad del gas natural argelino importado por España a través de Marruecos.

    Un acuerdo de distribución de 25 años vence el 31 de octubre.

    Argelia indicó que seguirá suministrando gas a España a través de otro gasoducto que cruza el mar Mediterráneo y va directamente a la Península Ibérica, así como a través de buques que transporten gas natural licuado (GNL).

    Sin embargo, es probable que cualquier impacto aumente los costes para España. Su dependencia del gas argelino ha aumentado en los últimos años y ahora representa la mitad de todas sus importaciones de gas.

    El canciller español José Manuel Albares realizó una rápida visita a Argel, donde tenía previsto reunirse con el canciller argelino Ramtane Lamamra.

    El viaje no estaba programado y el ministro Albares lo anunció a principios de esta semana.

    La visita se produce cuando el gobierno español, y en particular Albares, está tratando de restablecer los lazos con Marruecos, el rival regional de Argelia.

    Las relaciones entre España y Marruecos alcanzaron su punto más bajo en mayo en cuanto a las opiniones de los dos países sobre el futuro del Sáhara Occidental, una antigua colonia española que fue anexada por Marruecos y que Naciones Unidas cree que debería ser descolonizada.

    El gobierno español de antemano ha estado batallando para amortiguar el impacto doméstico del aumento de los precios al por mayor del servicio eléctrico, resultado de una creciente competencia mundial por el gas natural y los cuellos de botella en las cadenas de distribución de los productores más importantes del mundo.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *