Jue. Abr 18th, 2024
Murillo anuncia exención de IVA antes de festivos nacionales

En 2020, también anunció la exención de la recaudación del IVA, pero posteriormente la medida solo se aplicó a las empresas que participaron en ferias organizadas por el Gobierno.

La vicepresidenta Rosario Murillo anunció este martes que en honor a las fiestas patrias se exonerará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los establecimientos de alimentos, bebidas y hospedaje, con el fin de promover el turismo nacional.

Canasta básica nicaragüense supera los 15 mil córdobas

La propuesta fue presentada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en conjunto con el Instituto de Turismo (Intur) y la Dirección General de Impuestos (DGI). Establece que entre el 14 y el 17 de septiembre habrá exención del IVA.

«Exención de este impuesto a las ventas en establecimientos de alimentos, bebidas y hospedaje, para promover cada vez más encuentros turísticos festivos de las familias nicaragüenses que, cuidándonos, vamos de un lugar a otro admirando, apropiándose cada vez más de nuestros ricos locales. cultura »dijo Murillo.

Sin embargo, el anuncio de la vicepresidenta deja algunas lagunas en cuanto a si la exención del IVA se aplicará de manera general, o solo para determinadas empresas que decidan participar en actividades en días festivos nacionales, como sucedió hace un año.

Solo participantes

En 2020, el Gobierno de Nicaragua también había anunciado que durante los días 14 y 15 de septiembre, las empresas que participaran en ferias nacionales -organizadas por ellas mismas- estarían exentas de cobrar el IVA en días festivos nacionales.

En su momento, el ministro de Hacienda, Iván Acosta, indicó que la decisión se había tomado en base a pedidos del sector de hostelería para estimular la demanda nacional y debido a que las exportaciones estaban creciendo, “creemos que era una oportunidad para incidir en los pequeños. esfuerzo del sector turístico que ha realizado para abastecer el consumo nacional.

Acosta dijo que la exención «mejoraría el consumo» y «contribuiría al sector». Sin embargo, la reaplicación de esta medida, en un intento por parte del gobierno de incentivar a las familias a visitar sitios turísticos, es de alto riesgo, ya que el país está experimentando un nuevo brote epidemiológico de COVID-19.

Las cifras de contagios alcanzan las cifras más altas desde que la pandemia azotó el país, hace más de un año, y los médicos temen que este tipo de actividad continúe propagando el virus, que es altamente contagioso y que ya cosecha a cientos de nicaragüenses.