Lun. Abr 22nd, 2024
Toyota ya había anunciado pequeños recortes de producción para julio y agosto en Japón. Foto: La Hora / AP

Toyota está reduciendo la producción en América del Norte y Japón en medio de una oferta menguante debido al aumento de las infecciones por coronavirus en el sudeste asiático y en otros lugares.

El mayor fabricante de automóviles de Japón dijo el jueves que recortaría la producción en el país en un 40%, lo que afectaría a 14 fabricantes de automóviles.

En América del Norte, Toyota espera que la producción en agosto se reduzca entre 60.000 y 90.000 vehículos. Un representante de Toyota dijo que la producción fluctúa mes a mes, pero que esto representaría un recorte entre el 40% y el 60%.

«Debido al COVID-19 y desarrollos inesperados en nuestra cadena de suministro, Toyota enfrenta una escasez adicional que afectará la producción en la mayoría de nuestras plantas de América del Norte», enfatizó la compañía el jueves en una declaración preparada. «Aunque la situación sigue siendo fluida y compleja, nuestros equipos de fabricación y suministro han trabajado diligentemente para minimizar el impacto en la producción».

La compañía agregó que no espera que los recortes de producción en América del Norte tengan un impacto en el personal.
En Japón, la producción se suspenderá por completo el próximo mes en algunas plantas y parcialmente en otras, lo que afectará a varios modelos, incluidos Corolla, Prius y Land Cruiser.

La producción mundial caerá 360.000 en septiembre, según Toyota Motor Corp. Pero mantuvo su previsión anual de producir 9,3 millones de vehículos, ya que se incluyeron los riesgos provocados por el coronavirus.

De la producción perdida en Japón, 140.000 vehículos van al mercado japonés y 220.000 al exterior: 80.000 en Estados Unidos, 40.000 en Europa, 80.000 en China y 8.000 en el resto de Asia y unos 10.000 en otras regiones.

Toyota ya había anunciado pequeños recortes de producción para julio y agosto en Japón.

La escasez de chips de computadora usados ​​en los vehículos ha sido problemática durante meses a medida que el mundo salía de la pandemia y aumentaba la demanda. Toyota no se vio tan afectada como otros fabricantes, pero la propagación de la variante delta del virus creó nuevos problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *